Noticias

80 % de los casos de psoriasis se pueden controlar con medicamentos tópicos

La psoriasis es una enfermedad no contagiosa de la piel que se manifiesta principalmente como placas o áreas rojizas cubiertas por escamas blanquecinas gruesas y adheridas especialmente en piel cabelluda, codos y rodillas, aunque hay otras variedades que afectan pliegues, palmas y plantas, por lo que un diagnóstico oportuno es clave para evitar el impacto físico y emocional en quienes la padecen, consideró la Dra. Minerva Gómez.

La destacada dermatóloga egresada de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), expuso que con frecuencia dichas placas causan molestias como comezón, ardor o dolor.

Detalló que la psoriasis se puede asociar a comorbilidades como artritis, hipertensión, obesidad y diabetes entre otras enfermedades. “Las personas con este padecimiento de la piel con frecuencia se apenan por sus lesiones que son visibles y se sienten rechazados, lo cual afecta su calidad de vida”, dijo.

La también integrante del Consejo Mexicano de Dermatología (CMD), agregó que la psoriasis tiene varios tipos entre los cuales el más frecuente tiene forma en placas. Las otras variables se conocen como “guttata” o en gotas, invertida o de pliegues, pustulosa, palmo-plantar y generalizada.

Te puede interesar…

La expresidenta de la Academia Mexicana de Dermatología (AMD), añadió que la localización habitual de las lesiones es en piel cabelluda (que se confunde con caspa), codos, rodillas y tronco, en tanto que las uñas se afectan en la mitad de los casos con hoyuelos o desprendimiento.

La Dra. Gómez Flores detalló los tipos de psoriasis de la siguiente manera:

  • Psoriasis leve. Cuando afecta menos del 10% de la superfície cutánea. Por lo general se maneja con tratamientos que se aplican localmente indicados por el dermatólogo en forma de lociones, cremas, unguentos y shampoos
  • Psoriasis moderada-severa. Cuando la psoriasis afecta más del 10 % de la superficie cutánea. En estos casos se requiere tratamiento sistémico; es decir, tomado o inyectado y el dermatólogo elegirá según cada caso el más conveniente e incluso algunos pacientes pueden recibir también terapia de luz ultravioleta.

Y es que a nivel mundial se estima que son al menos 125 millones de personas que viven con psoriasis y hasta el 10% de los afectados presentan dolor articular que a su vez puede afectar manos, pies, muñecas, tobillos, cuello e incluso columna vertebral.

El tratamiento para la psoriasis debe ser individualizado, por lo que un paciente no debe compartir su tratamiento, aunque sean de una misma familia puesto que cada tipo de psoriasis se presenta de forma diferente en cada persona, concluyó la también expresidenta de la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD).

DZ

Para saber más…

Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

Related Articles

Back to top button