NacionalNoticiasNutritiva.mx

Recomendaciones para evitar enfermedades por el intenso frío.

En esta
época invernal en la que el frío prevalece en la mayoría de los estados de la
República, los niños menores de cinco años de edad y adultos mayores de 60 son
los más afectados por las bajas temperaturas, por lo cual se vuelve
imprescindible salir a la calle abrigado con chamarra, suéter y bufanda que
cubra nariz y boca, recomendó María Dolores Ochoa Vázquez, encargada del
Servicio de Neumología, del Hospital General del Centro Médico Nacional (CMN)
La Raza, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En ese
sentido, la nutrióloga Teresa Cruz Antonio, adscrita a la Consulta Externa de
la Unidad de Medicina Familiar número 20 del IMSS, sugirió a la población
consumir diariamente entre tres y cuatro raciones de frutas de temporada, como
naranja, guayaba, piña, lima, mandarina y tejocote, %u201Cpues su alto contenido en
vitamina C y D ayuda a aumentar las defensas, mantener sano el sistema inmune y
evitar que la mucosa del tracto respiratorio se inflame y dé paso a virus y
bacterias%u201D.

Por su
parte, Mónica Rivera Gómez, responsable del Servicio de Dermatología del
Hospital de Especialidades del CMN La Raza, señaló la conveniencia de preferir
jabones cremosos al momento de la ducha y la lubricación con cremas humectantes
antes de salir a la calle, para evitar resequedad de la piel, la cual causa
intensa comezón, particularmente en los niños, que al rascarse llegan a
provocarse daño y sangrado.

La
neumóloga Ochoa Vázquez indicó que los padecimientos respiratorios más
frecuentes en esta época de bajas temperaturas son rinofaringitis (resfriado
común), faringitis (inflamación de la faringe que causa molestias y dolor en la
garganta) y bronquiolitis (enfermedad del tracto respiratorio que afecta los
pulmones) y sus respectivas complicaciones, como otitis media o infección del
oído, sinusitis (inflamación aguda o crónica de los senos nasales) e incluso
neumonía.

Recordó
que se debe estornudar sobre el antecodo, lavar constantemente las manos con
agua y jabón cada vez que se suene la nariz o utilizar gel antibacterial, así
como acudir a consulta ante síntomas como fiebre, tos intensa y malestar
general.

Consideró
que una medida básica para disminuir el riesgo de enfermedades es abrigarse
bien al salir de casa para evitar los cambios bruscos de temperatura, de
preferencia, cubrirse la garganta y la boca con una bufanda, así como tomar
líquidos en abundancia y evitar acudir a lugares donde se fume.

Respecto
a la tos, aseguró que ésta es un mecanismo de defensa del organismo que no debe
ser minimizado. Por lo general se produce como consecuencia de enfermedades
comunes durante la temporada invernal, como gripes, bronquitis y neumonías,
pero también puede ser un efecto irritativo por alergia al polvo, humos o
cualquier otro tipo de alérgenos.

Señaló
que es importante no recurrir a la automedicación para tratar de evitar o
bloquear la tos con jarabes, tés, cápsulas u otros remedios caseros, sin
determinar su causa de manera clínica; aunque alivie de manera momentánea, los
síntomas pueden enmascarar alguna enfermedad grave.

La
especialista Ochoa Vázquez recomendó vacunar a los menores de tres y mayores de
60 años contra la influenza y el neumococo, infecciones virales altamente
contagiosas que pueden complicarse con neumonía. Este mal se encuentra entre
las primeras causas de incapacidad laboral o de pérdida de actividades
escolares, debido a su sintomatología abrupta y malestar general. Las vacunas
se aplican en las Unidades de Medicina Familiar de forma gratuita, al presentar
la cartilla de vacunación o carnet de derechohabiente.

A su vez,
la nutrióloga Cruz Antonio añadió que además de consumir frutas, se recomienda
jugo de naranja combinado con piña, guayaba y jugo de limón, así como dos
litros de agua parar evitar la deshidratación por el bajo consumo de líquidos
en temporada de frío.

A esto se
suma la ingesta de infusiones (té) de hoja de naranja o limón con miel,
verduras como zanahoria, brócoli, col y coliflor, y realizar por lo menos tres
comidas al día, no saltarse el desayuno y llevarlo a cabo antes de las 9:00
horas, así como un par de colaciones para evitar desnutrición.

Finalmente, la dermatóloga Rivera Gómez enfatizó que a pesar del
frío y de que habrá días sin la presencia del sol, es necesario utilizar a
diario bloqueador con factor de protección (FPS) 50 o mayor, pues los rayos
solares aunque no se ven, emiten mayor radiación entre las 10:00 y 15:00 horas,
que pueden causar diversas enfermedades de la piel e incluso cáncer.

Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

Related Articles

Back to top button