Noticias

Mensaje de Salomón Chertorivski Woldenberg

El cáncer, junto con otras patologías crónicas no
transmisibles, como la hipertensión y la diabetes, son, por ahora, los enemigos
número uno de la salud, el bienestar y el desarrollo de numerosas familias que
tienen algún ser querido con estos padecimientos.

En la lucha contra el cáncer, como lo hemos dicho en
diversos foros, son importantes la disminución de riesgos asociados al
padecimiento, la detección oportuna y el tratamiento adecuado con tecnología de
punta.

Hoy, sabemos que el cáncer tiene variables que reducen su
incidencia, pero, además, que en el 75 por ciento de los casos, si se detecta
con oportunidad y se brinda un tratamiento con calidad, se cura.

Sensibles a estas necesidades, hemos trabajado muy fuerte en
la detección oportuna y el tratamiento con nuestras grandes instituciones de
seguridad social. Y ahora, muy importante, con el financiamiento del Seguro
Popular, que ha sido fundamental para quienes antes carecían de esta
posibilidad, derivado de su estatus laboral.

Destaco, también, en este esfuerzo, el trabajo comprometido
de las organizaciones de la sociedad civil que, por muchos años, nos han
mostrado el camino.

Hoy, contamos con pruebas de detección oportuna y de
diagnóstico con alta sensibilidad y especificidad, que nos permiten mayores
probabilidades de curación en etapas tempranas.

También, hoy, es posible en pacientes con enfermedades
avanzadas, ofrecerles nuevos tratamientos y, con toda dignidad, cuidados
paliativos que mejoren la calidad de vida, a través, por ejemplo, de la magna
obra de infraestructura que se ha creado en esta Administración.

Por ello, la puesta en operación de esta nueva Unidad
Oncológica, con tecnología de punta y profesionales de la salud de reconocida
experiencia en nuestro querido Hospital General de México, es un gran 
ejemplo del avance logrado para dar respuesta a las prioridades de salud de la
población que padece cáncer aquí, en el Distrito Federal, pero también, en todo
nuestro país, que saben de este excelente hospital, y que diario  viajan
para ser atendidos en un espacio donde se les brinde atención oportuna y de
calidad.

Esta nueva torre oncológica nos permite, también, reforzar
la Red de Hospitales Federales de Alta Especialidad, beneficiando, con esto, la
disminución de los tiempos de espera, la ampliación de cobertura en el
diagnóstico y tratamiento oportuno de pacientes con cáncer, así como una
atención cada día más digna y humana.

Celebro que el Hospital General de México siga mejorando y
ampliando sus servicios con equipos médicos de alta tecnología, porque abona en
su consolidación y en el reconocimiento que goza, por parte de la población, al
proporcionar servicios de salud con calidad y calidez en 34 especialidades
médicas, quirúrgicas y de apoyo al diagnóstico, al tiempo de seguir siendo un
destacado hospital formador de especialistas,  de los cuales el país
requiere.

Señor Presidente:

Hay un antes y un después de la salud en el país, con el
paso de su Administración. Con su liderazgo y compromiso, seguimos avanzando en
fortalecer las redes de servicios, con la articulación de las Unidades de
Atención Médica Generales y Especializadas, a fin de cubrir, efectivamente, el
amplio espectro de la atención a la salud, considerando las actividades de promoción,
la prevención, la detección oportuna de riesgos para atender con oportunidad,
calidad, eficiencia y seguridad los problemas de salud de nuestra población.

La semana pasada, en la presentación del reporte del Grupo
de Trabajo Global Contra el Control del Cáncer, en la Universidad de Harvard,
México destacó como uno de los pocos ejemplos, entre los países de ingreso
medio, de lo que se debe hacer en materia de financiamiento para la prevención,
control y tratamiento del cáncer.

Las acciones que hemos emprendido en su Administración, en
nuestro país, son hoy referente a nivel internacional.

Señoras y señores:

La construcción de esta torre física que hoy se inaugura,
debe corresponder la construcción de otra torre. Una torre de consciencia
dentro de todos y cada uno de nosotros para prevenir el cáncer. Impedir que se
apropie de nuestra salud por malos hábitos o por falta de cuidado y previsión,
sacarlo a la vista, ponerle reflectores y no permitirle que avance secreta,
callada y lentamente, como en tantos casos.

Muchísimas gracias.

 

Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

Related Articles

Back to top button