Vitamina D, esencial para tus huesos

Conforme las personas van envejeciendo, la piel  pierde la capacidad de convertir la vitamina D, sustancia que ayuda a absorción del calcio para la estructuración del hueso, y los riñones van careciendo de la  función  de transformar dicha sustancian en forma activa.

La vitamina D es un componente esencial en el tratamiento de la osteoporosis, y se obtiene de manera natural por la exposición solar, la falta de ésta en el organismo trae consecuencias muy severas en el cuerpo humano que se ven reflejadas en la firmeza neuromuscular y en la respuesta inmunológica del mismo, afectando seriamente al esqueleto, debido a que provoca una limitada absorción de calcio y dificulta el mecanismo de la hormona paratiroidea (hpt), esto trae un aumento del recambio óseo %u2013proceso por el cual el hueso se degrada y se regenera- y una disminución de la densidad mineral ósea (DMO).

Las mujeres que llevan un tratamiento para la osteoporosis no se encuentran recibiendo la vitamina D necesaria que su organismo requiere, ante lo cual es indispensable que inicien un tratamiento que ofrezca y garantice los niveles necesarios de dicha sustancia.

La osteoporosis se presenta como el debilitamiento de los huesos, haciéndolos porosos, llegando al punto de que son tan frágiles que pueden llegar a sufrir una fractura osteoporótica, las cuales pueden causar desfiguración, incapacidad y pérdida de la movilidad. Una de cada cinco mujeres que sufren una fractura, específicamente de cadera, morirá en el término de un año, según declaraciones del doctor Walliser.

La osteoporosis es una enfermedad silenciosa crónica, por lo cual es indispensable tener en cuenta si en la familia existen antecedentes del padecimiento, debido a que el 80 por ciento de las personas que la padecen fue transmitida por la herencia, otro factor de riesgo se presenta cinco años después de pasar por la etapa de la menopausia.

La pérdida de masa ósea afecta a un tercio de las mujeres entre los 60 y 70 años de edad y dos tercios de las féminas de 80 años o mayores, esto equivale a 200 millones a nivel mundial, determinó el estudio.

Los factores que afectan la cantidad de vitamina D en la piel son, la estación del año, la altitud geográfica, la hora el día, el cielo nublado, la contaminación, la ropa, las cremas de protección solar y la pigmentación.

Además de tomar fármacos para combatir el trastorno, los especialistas recomiendan tomar baños de sol para mejorar la eficacia de la adhesión del calcio al hueso, tener una alimentación que aporte la vitamina D y realizarse una vez al año la densitometría %u2013estudio que determina la calidad y densidad del hueso-, las mujeres  a partir de los 30 años de edad y los hombres después de los 55 años.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Especialistas del IMSS disminuyen morbilidades a paciente con obesidad a través de cirugía bariátrica

Por primera vez en el estado de Chiapas el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *