¡Haz que le sonría a su colesterol!

Al menos esto es lo que afirma el doctor Wallace C. Ellerbroek, del Metropolitan State Hospital de Norwalk, Estados Unidos; quien anexa que las personas hurañas y amargadas tienen un nivel de colesterol más elevado que el resto. Y señala que en víctimas de ataques coronarios se encuentra que antes del ataque estaban deprimidas o tenían una crisis de ira.
 
Como puedes ver, el colesterol juega un papel importante en las enfermedades del corazón, pero las emociones, y no la dieta es lo que lo eleva. Toda emoción negativa (ira, depresión, frustración, irritación, mal humor) va a influir todo el cuerpo, de un modo u otro.
 
Hay muchos estudios que demuestran que las personas con un umbral bajo para la ira tienen más probabilidades de padecer hipertensión y enfermedades cardiovasculares. Esto porque el corazón, alertado por todo el complejo sistema nervioso y hormonal, en cualquier situación de estrés, intensifica su función de bombear sangre. A la vez aumenta la presión sanguínea (hipertensión). Todo esto lo obliga a mantener un ritmo de trabajo superior al normal; así que, si se produce repetidamente, acaba debilitándolo.
 
De la ira, el paciente pasa a la depresión, y es gracias a los síntomas físicos de esta situación (falta de apetito y fatiga) que las arterias del paciente se deterioran; mostrando un engrosamiento y endurecimiento, signo temprano de enfermedad coronaria.
 
Ya que las hormonas que las glándulas endócrinas vierten al flujo sanguíneo en una situación de estrés, tienen como función, entre otras, la de movilizar los depósitos de colesterol y de otras grasas, con el fin de ofrecer a los músculos la energía necesaria para una emergencia.
 
Cuando el esperado choque no se produce, el colesterol y las otras grasas no utilizadas se adhieren a las paredes de las arterias, donde quedan depositadas, causando el engrosamiento de las arterias.
 
Si crees que tu familiar presenta depresión o ira, es mejor que lo lleves al médico para que éste le brinde el tratamiento correspondiente para evitar cualquier complicación.
 
Además de lo que tu médico señale, procura que tu familiar sea más sociable, no dejes que se aísle, pues es bien sabido que cuanto mayor sea el contacto social de una persona, más alta es su resistencia a las enfermedades.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

33º Aniversario del Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea

Hematologia.mx.- La Secretaría de Salud, a través del Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea (CNTS), …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *