Urgenciólogos del IMSS, líderes en atención de pacientes graves.

Los accidentes automovilísticos, de trabajo, caídas y descompensación por diabetes e hipertensión arterial, son las principales causas por las que se demanda atención médica emergente en las áreas de Urgencias del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), mismas que frecuentemente ponen en riesgo la vida o función orgánica de las personas.

 

Para la atención de pacientes con emergencias, el Seguro Social capacita médicos en la especialidad de Urgencias Médico Quirúrgicas -este año se encuentran en preparación 526 residentes-, para resolver eventualidades de esta naturaleza en áreas como pediatría, medicina interna, ginecoobstetricia, medicina crítica y cirugía general.

 

El doctor Gerardo Arce Hernández, médico urgenciólogo, coordinador de Programas Médicos de la División de Hospitales, dependiente de la Coordinación de Áreas Médicas del IMSS, informó que el especialista en Urgencias Médico Quirúrgicas, como experto asume el liderazgo del equipo, toma decisiones y define procedimientos que mejoran de inmediato la salud de los pacientes, para reducir los riesgos de mortalidad.

 

Añadió que, cada año, en Urgencias de clínicas y hospitales del IMSS son atendidas cerca de 16 millones de emergencias médicas, algunas en situación de gravedad o estado crítico, donde el urgenciólogo coordina y dirige al equipo multidisciplinario de médicos, enfermeras y paramédicos, a fin de estabilizar y recuperar la salud de pacientes con traumatismos severos o muy graves; o bien, complicaciones de enfermedades crónico degenerativas (diabetes, hipertensión).

 

El doctor Arce Hernández explicó que para identificar el tipo de urgencia que presenta el paciente, en el Seguro Social se ha implementado un sistema que se denomina TRIAGE, modelo de cinco niveles de clasificación: rojo, naranja, amarillo, verde y azul, para brindar la atención segura e inmediata al primero que la necesita.

 

Los tres primeros se refieren a personas con urgencias más importantes, que ponen en riesgo la vida o la función de algún órgano; son atendidas por urgenciólogos en hospitales de segundo nivel para limitar el daño, disminuir la mortalidad y solucionar su problema. Las categorías verde y azul son urgencias menores, las cuales deben ser resueltas en el primer nivel de atención.

 

En los servicios de Urgencias del Instituto Mexicano del Seguro Social se ha instalado tecnología de punta, se suministra periódicamente equipo y materiales para atender a los pacientes graves; es decir, con urgencias mayores. Entre los equipos que maneja el urgenciólogo destacan: oxímetros (miden la saturación de oxígeno en la sangre mediante un electrodo transcutáneo), monitores de signos vitales automáticos, desfibriladores, marcapasos, ventiladores mecánicos, entre otros.

 

La capacitación y actualización de los urgenciólogos, especialidad en la que el IMSS es pionero a nivel nacional –la primera generación se graduó en 1994–, es permanente tanto en instrucción académica como en práctica clínica.

 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Más de 18 mil médicos podrán estudiar una especialidad en el país

El Gobierno de México, a través de la Secretaría de Salud, da certeza a los …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *