Inicio / Internacional / La risa como método autosanador y muy contagioso

La risa como método autosanador y muy contagioso

¿Quién a lo largo de su vida no ha disfrutado de agradables momentos acompañados de risas y carcajadas?

Y es que siempre estamos dispuestos a vivir  la ocasión sin darnos cuenta de lo que hacemos por nuestro propio cuerpo y no reparamos en lo benéfico que resulta darle a nuestro organismo al menos cinco minutos de carcajadas.

De acuerdo con estudiosos de la materia, sobre todo en lo concerniente a la medicina alternativa, se ha destacado que si tratáramos de reír más nos brindaríamos una sensación de libertad tras el estrés y la rutina a la que tanto estamos acostumbrados, aunado a que -de acuerdo con estudios- al menos cinco minutos de continuas carcajadas todos los días equivalen a una sesión de ejercicio diario.

Además nuestra piel se oxigena al igual que la sangre; aunado a ello, cabe destacar que la risa está conectada con el hemisferio derecho del cerebro, a la cual se le atribuye la destreza en la creatividad,  la intuición y hasta en el juego.

Hay lugares que se están acondicionando para “curar” con risoterapia, como se le conoce de manera formal a la forma de utilizar la risa como método sanador, esto como parte de una de las tantas disciplinas alternativas que tiene el propósito de sanar tanto cuerpo como mente.

Conforme pasa el tiempo más países se interesan en  la risa como terapia, como sucede con Estados Unidos, Canadá,  incluso hasta en países europeos como Suiza y Francia, considerados como pioneros en adelantos médicos, luego de ver los efectos positivos y lo poco que se necesita para autosanarse.

Entre los muchos beneficios está el eliminar el estrés y la ansiedad, las depresiones, problemas de insomnio, hasta los que tienen que ver con cuestiones cardiovasculares, pues dentro de los hallazgos está que con la risa se reduce el nivel de estrés en la sangre, aunado a que los músculos de las extremidades inferiores y superiores se relajan, además de mejorar la resistencia de los pulmones al beneficiar a la respiración.

 De igual modo, el diafragma se ve dotado de un rico masaje que ayuda para una mejor digestión con lo cual propicia la reducción de los ácidos grasos y eliminar toxinas, y la columna y las cervicales muestran relajación.

La terapia va de lo más sencillo a lo “complejo”, porque primero se instruye al paciente con base a la teoría y paulatinamente se le van aplicando ejercicios de relajación, principalmente en las zonas del estómago, espalda y pulmones, por ser estas las partes del cuerpo que mayor tiempo están rígidas ante el estrés.

Esto va acompañado de ejercicios de comunicación para que al aplicar las técnicas provocadoras de risa el paciente pueda hacerlo sin ningún problema.

Mas no todo termina ahí, la lista sigue, porque también los ojos ven los efectos positivos, pues se limpian ante el lagrimeo producto del esfuerzo de las carcajadas, además de que los oídos y la nariz perciben una sensación de despeje. Y de todo, tal vez lo más importante está en que la risa produce endorfinas y encefalinas en el cerebro, que son las responsables de actuar como medicina natural para evitar que las enfermedades ataquen continuamente nuestro cuerpo.

No obstante, a pesar de que la risoterapia como tal viene estudiándose desde hace un cuarto  de siglo, muchas veces las personas que son risueñas o comparten este reflejo son mal vistas por una parte de la sociedad, al considerarlas como gente poco respetable o sincera. Lo cierto está en que no debemos exagerar en el volumen como en la cantidad de carcajadas, pues para todo hay momento, sin embargo, a veces no se puede controlar este impulso involuntario que nuestro propio cerebro manda como mensaje.

Los estudios avanzan, las técnicas también, pero nada como un remedio natural y a nuestro alcance para hacer de nuestro ser un organismo sano y dispuesto a seguir recomendando a los demás seguir los pasos. De risa quien no se quiere contagiar…

Acerca Redacción

También te puede interesar

Dr. Felipe Cruz Vega es nombrado Presidente de la Academia Mexicana de Cirugía

Por novena ocasión en su historia, la Academia Mexicana de Cirugía será presidida por uno …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *