Secretos anticancerígenos del amaranto

Los más
de 100 tipos de cáncer de los que hasta ahora se tienen registro representan un
reto para medicina moderna, tanto por su origen y desarrollo de la enfermedad
como por sus diversos tratamientos.
De hecho, en el caso de los medicamentos
existe una nueva tendencia orientada a obtener esos productos de plantas, a fin
de hacerlos menos tóxicos para el organismo.


Es el
caso de una investigación científica nacional que busca identificar y entender
cada una de las propiedades anticancerígenas que presenta la planta del
amaranto, que además es considerada endémica del país.


Desde
hace un año, el Laboratorio de Proteómica y Expresión Génica de la División de
Biología Molecular del Instituto Potosino de Investigación Científica y
Tecnológica (IPICYT) investiga la proteína del amaranto llamada lunasin, que se
ha identificado como reguladora de la proliferación descontrolada de las células
cancerígenas.


De
acuerdo con el maestro Enrique Maldonado Cervantes, líder de la investigación,
esa proteína tipo lunasin inhibe la transformación de células normales a
cancerosas en su etapa inicial, además de reducir la proliferación de aquellas
contagiadas.


La
investigación del IPICYT muestra que el lunasin impide y reduce la enfermedad en
la células porque dicha proteína tiene afinidad con las histonas (material que
no permite cambios a nivel de ADN), lo que evita que los mecanismo de las
células se modifiquen, tal como sucede cuando una célula se vuelve
cancerosa.


A decir
del investigador del IPICYT, este proyecto se encuentra en la primera etapa de
trabajo, faltan las pruebas con cultivos celulares y en animales de
experimentación, pero se han mostrado avances que indican un posible uso de la
proteína con buenos resultados.


La
investigación del IPICYT se enfocó a la planta del amaranto porque es un cultivo
mexicano. Entre sus propiedades se encuentra que es resistente a diversos tipos
de estrés (falta de agua o mucho calor), es nutritivo por su alto contenido en
proteínas y minerales, y presenta facilidad de cosecha.


El
proyecto fue financiado por el programa University of California Institute for
Mexico and the United States
(UC-Mexus) y el Consejo Nacional de Ciencia y
Tecnología (Conacyt).


Aunado al estudio
contra el cáncer de la proteína lunasin con esta  planta, otro grupo de investigación
propone al amaranto para reducir el colesterol en las personas, pues han
demostrado que la sustancia reduce los niveles de lipoproteínas (transportadores
de grasas) en los mamíferos.

Para las
etapas finales de la investigación con lunasin se propone generar amaranto u
otro cultivo transgénico que produzca mayor cantidad de la proteína y generar un
agente farmacéutico contra el cáncer.


Cabe
destacar que esa investigación ganó en la categoría de Ciencia en la edición 33 del Premio Nacional en Ciencia y Tecnología de
Alimentos 2009
, que organiza Conacyt y la Asociación de Embotelladoras
Mexicanas de Coca-Cola A. C.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Sexto Diálogo Nacional de México, Camino a la Cumbre de Sistemas Alimentarios “Pueblos indígenas y afromexicanos”

Nutritiva.mx.- Los pueblos indígenas juegan un importante papel en la transformación de los sistemas agroalimentarios …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *