Ofrece IMSS alternativas mèdicas a los sìntomas y efectos de andropausia

Para contrarrestar los síntomas y efectos característicos de la andropausia, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) brinda terapia de sustitución hormonal, con el objetivo de que los pacientes recuperen su calidad de vida.
 
Este padecimiento también conocido como Síndrome de Adam (Deficiencia Androgénica en el Adulto Mayor, por sus siglas en inglés) llega con los 40 años de edad, cuando los hombres comienzan a experimentar cambios biológicos y pierden paulatinamente la hormona testosterona. Sin embargo, diez años después, el deterioro es mayor y se traduce en pérdida de la vitalidad, disminución de la libido e, incluso, interrupción de la vida sexual.
 
El doctor Héctor Meza Vázquez, jefe del Servicio de Andrología del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI, declaró que aunque el término andropausia es paralelo al de menopausia, existen grandes diferencias: al contrario de la mujer, en el hombre el síndrome avanza en forma paulatina y sigue produciendo hormonas, aunque en menor cantidad.
 
Agregó que las manifestaciones más comunes son: cansancio, irritabilidad, sudoración excesiva, trastornos del sueño, resequedad en la piel, pérdida de la líbido, incremento de la grasa corporal y disfunción eréctil.
 
El especialista informó que algunos pacientes no saben que padecen el síndrome; sin embargo, estableció que al hacer una proporción de 10, seis tienen dificultad para la erección y la mitad de estos últimos, tienen andropausia.
 
A su vez, el doctor José Antonio Trejo López, médico internista y de Terapia Intensiva del Hospital General de Zona (HGZ) 2-A Troncoso, explicó que para diagnosticar este síndrome, el Instituto aplica un cuestionario para conocer si el paciente presenta disminución en la actividad sexual.
 
Añadió que en el caso de sospecha de un cuadro de andropausia, se examina la próstata, antígeno prostático (proteína de síntesis exclusiva en esta glándula) y, en caso de ser necesario, se practica al paciente un ultrasonido transrectal para descartar cáncer, pues ante ello, la testosterona no es compatible.
 
De la misma manera, el doctor Meza Vázquez explicó que dentro del protocolo de estudios para suministrar la hormona, se deben practicar un electrocardiograma, pruebas para determinar la densidad mineral ósea, además de perfil de lípidos y análisis de sangre para medir la cantidad de testosterona total que se encuentra en el cuerpo.
 
Realizadas éstas, precisó, los especialistas del Seguro Social aplican terapia de reemplazo hormonal, que consiste en suministrar una dosis de testosterona inyectable, cada 21 días, con la finalidad de compensar su falta en el organismo. Posteriormente, se brinda consulta para seguimiento y control del derechohabiente, cada seis meses, así como estudios de laboratorio una vez al año.
 
Al respecto, el doctor Trejo López advirtió que el también llamado climaterio masculino desencadena el desarrollo de problemas cardíacos y la descalcificación de los huesos. Ante ello, será necesario determinar la cantidad presente de calcio y prescribir medicamentos.
 
 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Llegan al país 1.35 millones de vacunas de Janssen enviadas por EU

México recibió este martes 1.35 millones de dosis de la vacuna Janssen, del laboratorio Johnson …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *