Alrededor de tres millones de mexicanos padecen glaucoma

El glaucoma es la segunda causa de ceguera en el mundo y, a pesar de que es una enfermedad degenerativa e incurable, los especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cuentan con medicamentos, equipo de rayo láser e intervenciones quirúrgicas de alta especialidad, para retrasar la progresión del daño, que origina la pérdida de la visión.

La doctora Gloria López Ruiz Sandoval, titular de la Clínica de Glaucoma del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI del IMSS, explicó que el glaucoma es un padecimiento crónico que se caracteriza por aumento en la presión de uno o ambos ojos, que altera el campo visual y termina por ser causa de ceguera.

Se estima que alrededor de tres millones de mexicanos padecen glaucoma siendo más frecuente en hombres a partir de la cuarta década de vida

Ante esta situación, el Instituto hace un llamado de alerta a la población para que acuda con su médico familiar si padece uno o más de los siguientes síntomas: visión borrosa, dolor de cabeza, pérdida de la visión central e incluso dolor en el órgano afectado, con el objetivo de recibir atención de forma inmediata.

Desafortunadamente, en la mayor parte de los casos la enfermedad es asintomática en las etapas iniciales. Por ello se recomienda, a partir de los 40 años de edad, acudir con el especialista una vez al año para medir la presión del ojo, procedimiento que sólo debe realizar el oftalmólogo con tecnología de alta especialidad.

Las personas con mayor riesgo son aquellas que tienen familiares con glaucoma, quienes padecen diabetes y/o hipertensión, así como los fumadores.

En la Clínica de Glaucoma del CMN Siglo XXI del IMSS, y en Hospitales Generales de Zona (HGZ), se cuenta con aparatos especializados para medir la presión del ojo (tonómetro), el estudio de la córnea (paquímetro) y para la medición del campo visual (campímetro); de este último, se realizan más de 250 estudios cada mes.

Dependiendo del tipo de glaucoma y del daño que ha causado, se brinda tratamiento mediante gotas o un medicamento oral (acetazolamina). Cuando hay problemas de visión y daño leve o moderado del nervio óptico, el primer abordaje se realiza con láser, proceso que tarda unos cuantos minutos y no requiere de hospitalización; en este caso se dirige el rayo directamente a la trabécula para mejorar el drenaje del humor acuoso dentro del ojo.

En esta clínica se realizan, aproximadamente, 500 consultas por glaucoma al mes, mismas que representan el tres por ciento de todas las consultas que se brindan en el CMN Siglo XXI; asimismo, anualmente se llevan a cabo un promedio de 300 cirugías de alta especialidad para drenar el líquido del ojo a través de válvulas, cada una de estas con un costo superior a los cinco mil pesos.

Arturo Santamaría Romero tiene 63 años de edad y 20 de padecer diabetes: %u201Cyo nunca pensé que por ser diabético me podía afectar la vista, tengo más de un año que empecé a ver mal, nublado, como una especie de telarañas, que no eran sino un sangrado por el azúcar alta. Me hicieron mi operación aquí en el Seguro Social, ahora vengo a recibir el láser y por más estudios, estoy agradecido porque gracias a los especialistas no he perdido mi vista%u201D.


Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

De 1 a 4 personas por cada 100 mil sufren atrofia muscular espinal en el mundo

La atrofia muscular espinal (AME) es un grupo de enfermedades musculares hereditarias que dañan y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *