Inicio / Noticias / Necesario tomar medidas preventivas para evitar enfermedades gastrointestinales

Necesario tomar medidas preventivas para evitar enfermedades gastrointestinales

Los niños y los adultos mayores son los grupos de población más susceptibles a sufrir una deshidratación grave a consecuencia de una infección gastrointestinal, de ahí la importancia de tomar en cuenta ciertas medidas preventivas como lavarse las manos antes y después de ir al baño, lavar y desinfectar frutas y verduras, consumir agua hervida o embotellada y evitar comer en la vía pública.


Así lo señaló  Fernando Bernal Sahagún, especialista del Hospital General de México, quien indicó que durante la temporada de calor uno de los problemas de salud que se incrementan considerablemente son las diarreas infecciosas, provocadas por la falta de higiene y el consumo de alimentos contaminados o en mal estado.


El 95% de estos cuadros son auto-limitados, es decir, desaparecen durante las siguientes 72 horas, en el caso de que se prolongue por más días, dijo, será necesario consultar al médico para evitar un problema de deshidratación, sobre todo en los menores de cinco años y las personas mayores de 60 años.


Subrayó que ante la presencia de un cuadro diarreico, se deben consumir abundantes líquidos para hidratar el cuerpo, una buena opción son los Sobres de Vida Suero Oral, los cuales se distribuyen de forma gratuita en todas las unidades médicas.


Explicó que estas sales se deben disolver en un litro de agua hervida y consumirla durante el tiempo que se presenten las evacuaciones, sobre todo, si se trata de un menor de edad o una persona mayor de 60 años, en quienes una deshidratación grave pone en riesgo su vida.


Asimismo, subrayó  que por ningún motivo hay que suspender la alimentación, debe estar basada en una dieta blanda que incluya pollo, verduras, frutas y abundantes líquidos, principalmente agua hervida o embotellada.


El especialista destacó que no es recomendable tomar sin prescripción médica un anti-diarreico, ya que una dosis mal suministrada puede ocasionar otro tipo de problema de salud como es una obstrucción intestinal.


Comentó que si la persona observa que las evacuaciones no disminuyen, presenta dolor abdominal y debilidad, de inmediato debe acudir a una institución médica, para que sea evaluado y valorar la necesidad de suministrarle algún antibiótico e hidratarlo de forma intravenosa.


Cuando se trate de un menor de edad, enfatizó, la madre debe estar muy pendiente de los siguientes signos de alarma: llanto sin lágrimas, falta de apetito, disminución de orina, fiebre alta, pérdida de peso y fontanela hundida, en caso de ser un bebé.


También se debe poner especial atención en la preparación de los alimentos, sobre todo, mantener su buena conservación, es decir, refrigerarse una vez elaborados debido a que con las altas temperaturas se descomponen y se convierten en un foco de infección de bacterias.

Acerca Redacción

También te puede interesar

“Sida: la otra pandemia”

En el marco del “Día mundial del sida”, AHF México se une a la consigna …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *