La Osteoporosis

La rigidez, forma y sustentación de nuestro cuerpo se realiza gracias a los más de 200 huesos que forman nuestro esqueleto. Además de permitir la locomoción, son también responsables de proteger órganos vitales como el cerebro, pulmones y corazón.

A pesar de su aspecto rígido y resistente, el hueso es un tejido vivo que está en proceso constante de formación y reabsorción. Este proceso se denomina remodelación ósea y es diferente en cada fase de la vida. El hueso se renueva con más intensidad en las primeras décadas de la vida, y a partir de los 30 años el cuadro se invierte y la absorción del hueso pasa a ser mayor que la formación.

El organismo está constantemente haciendo y deshaciendo los huesos, las hormonas ayudan a mantener el equilibrio entre la pérdida y el aumento de masa ósea efectuando de este modo su renovación. Otro elemento fundamental para la salud de los huesos es el calcio que se absorbe a través de la ingestión de alimentos.

Cuando la masa ósea y la cantidad de calcio disminuyen sustancialmente, existe un debilitamiento de los huesos que se tornan huecos, porosos y más susceptibles a las fracturas. Ese fenómeno da origen a la osteoporosis, una enfermedad que ocurre en los huesos muy frecuentemente en la población femenina principalmente en la tercera edad.








Hueso Normal Hueso Osteoporóti

La aparición de la osteoporosis está también relacionada con los niveles hormonales del organismo, como el de estrógeno (hormona femenina). Las mujeres son las más afectadas por esta enfermedad, por cada cuatro mujeres un hombre desarrollaba este trastorno. En la menopausia, los niveles de estrógeno caen bruscamente.

Según los datos estadísticos, las mujeres llegan a perder 50% de toda su masa ósea mientras que los hombres pierden cerca de 25%. La falta de actividad física o una ingesta deficiente de calcio en la infancia y la adolescencia aumentan la fragilidad ósea y el riesgo de desarrollar la enfermedad.

Uno de los grandes problemas de la osteoporosis es que por sí sola no presenta síntomas, por eso se la conoce como una %u201Cenfermedad silenciosa%u201D ya que casi nunca causa dolor. La mayor parte de las personas descubre que tiene la enfermedad debido a los dolores provocados por las fracturas, principalmente en el fémur, en el puño y en las vértebras, que se vuelven mucho más comunes con el debilitamiento de los huesos. El dolor puede ser también consecuencia de la osteoartrosis, común en edades más avanzadas

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

La incidencia máxima de trastornos de la conducta alimentaria se da entre los 15 y 25 años

Sanamente.mx.- Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) generalmente aparecen durante la adolescencia o adultez …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *