Inicio / Neuro.mx / Maltrato y humillación hacia los menores les puede causar enuresis

Maltrato y humillación hacia los menores les puede causar enuresis

Los niños que tienen problemas de adaptación, cambio de domicilio y escuela o enfrentan disfunción familiar, divorcio de los padres, maltrato y humillación pueden padecer enuresis, una enfermedad que se caracteriza por la falta de control de micción a una edad en la que ya debiera dominarlo, es decir, alrededor de los cinco años.
 
Sergio Muñoz Fernández, jefe del servicio de Salud Mental del Instituto Nacional de Pediatría, afirmó que la enuresis es una condición grave que el pequeño no puede controlar, sobre todo si es hereditaria, a pesar de que lo levanten a media noche para ir al baño o no le den agua antes de dormir.
 
Ante esa situación, el especialista dijo que los padres de familia deben evitar enojarse, regañar o castigar al menor porque en lugar de ayudarlo, le disminuyen la autoestima e incluso puede caer en depresión leve, debido a que de por sí enfrenta restricción social por la angustia de no poder dormir fuera de casa, con los amigos o ir de campamento.
 
Señaló que los padres deben llevar al menor con un médico general para su atención, ya que 95% de los casos de enuresis se cura con medicamentos durante cuatro a seis meses y, en caso necesario, acompañada de atención psicológica y psiquiátrica.
 
Dio a conocer que entre 5 y 7% de la población infantil padece enuresis nocturna y ésta es primaria o secundaria. La primera es hereditaria, por malformaciones congénitas o de la uretra que ocasiona regreso de la orina y micción repentina, también por infecciones urinarias o retraso mental.
 
Se puede tener un control durante una semana o un mes pero reincide. Para un buen tratamiento, explicó el especialista, se deben buscar los antecedentes, su asociación con diabetes, retraso, malformación o la profundidad del sueño. 
 
Con la secundaria el paciente controla la micción hasta por un año, pero también reaparece ante alguna alteración psiquiátrica social con manifestaciones serias de ansiedad. Se presenta en la noche o el día, cuando el menor es sometido al factor que lo estresa como maltrato, humillación de los padres, maestros o compañeros de clase, con suficiente impacto para causar ansiedad y, como consecuencia, enuresis.
 
El especialista puntualizó que el tratamiento de la enuresis secundaria es mixto con medicamentos y atención psicológica o psiquiátrica para el menor y sus padres, a fin de atender el problema emocional de fondo.
 
Detalló que para fines de investigación, la enuresis se considera a partir de los cinco años de edad, aunque por cuestiones clínicas es desde los tres años, edad en la que el menor debe tener control adecuado.
 
La enuresis primaria empieza a desaparecer entre los 10 y 11 años de edad, sin embargo en 2% de los adolescentes se mantiene. En cambio, la secundaria puede permanecer más tiempo, incluso en la adolescencia, si no se trabajan las diversas circunstancias que la generan.
 
Finalmente, hizo un llamado a los padres de familia que tienen un menor con enuresis a tener tolerancia, buscar atención médica, evitar maltratarlo o hacerlo quedar en ridículo para evitar que se agudice el problema.

Acerca Redacción

También te puede interesar

Dr. Rodrigo Marín Navarrete – Bio. Profesional.

Sanamente.mx.– Rodrigo Marín Navarrete, es doctor en Investigación Psicológica por la Universidad Iberoamericana Ciudad de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *