Las enfermeras son clave en el tratamiento contra el cáncer, advierte especialista

Entre los tratamientos existentes para combatir el cáncer, la quimioterapia resulta ser una de las más agresivas, por lo que es frecuente que los pacientes la abandonen ya que causa vómitos y náuseas. Para contrarrestar estos efectos secundarios, existen dos piezas clave: una de ellas lo representa el uso de medicamentos como el clorhidrato de palonosetrón; y el otro es el apoyo que el personal de enfermería le brinda al paciente.
 
Lo anterior fue presentado en el Primer Taller Vivencial %u201CEnfermería Ante el Paciente Oncológico Percepción y Realidad%u201D, impartido por la oncóloga médica Ma. Elena Reyes Nieto y con el apoyo de los laboratorios Schering-Plough.
 
Al respecto, la Dra. Ma. Elena Reyes señaló que el cáncer representa uno de los mayores problemas de salud pública en la población mundial, y México no es la excepción. %u201CEs necesario contar con profesionales de la salud en enfermería preparados para poder hacer frente a este reto, no sólo en el proceso de administrar medicamentos, sino también en la parte emocional%u201D.
 
La principal forma de tratamiento del cáncer es la quimioterapia, que consiste en utilizar productos químicos para inhibir el crecimiento de células cancerosas, y cuando hay padecimientos que lo requieren, se complementa con la cirugía o radioterapia. El objetivo de la quimioterapia es destruir las células cancerosas, sin embargo, es un tratamiento con altas posibilidades de provocar efectos secundarios en quienes la reciben.
 
Algunos de los efectos adversos más comunes que los pacientes reflejan al recibir la quimioterapia son la náusea y el vómito, mismos que son las principales causas del abandono del tratamiento, por lo que es necesario recurrir a medicamentos que disminuyan la presencia de efectos secundarios.
 
En ese sentido, la Dra. Reyes comentó que actualmente existen muchas opciones terapéuticas. %u201CHay que buscar ofrecerle al paciente siempre un tratamiento de calidad, seguro y efectivo para controlar los síntomas adversos de la quimioterapia, como el clorhidrato de palonosetrón. Una sola dosis por ciclo antes de la quimioterapia ayuda a reducir el número de eventos de náusea y vómito antes de que éstos se presenten, lo que permite mayores posibilidades de recuperación al apegarse mejor al tratamiento y asegura así una mejor calidad de vida%u201D, destacó.
 
Sin embargo, también es importante destacar la importancia de la relación enfermera-paciente, en donde la primera juega un papel fundamental en la recuperación del segundo. %u201CEs importante para la enfermera estar consciente de la angustia que el paciente siente desde el momento de un diagnóstico de cáncer y saber cómo apoyarlo, así como a la familia. Generalmente, la enfermera se convierte en una pieza clave para el control de síntomas y efectos adversos, además de la administración correcta de los medicamentos, lo que ayuda a una mejor recuperación de los pacientes%u201D, concluyó.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Historia de la Sociedad Mexicana de Medicina Física y Rehabilitación A. C.

Antecedentes: En junio de 1953 se constituyó la Asociación Mexicana de Medicina Física y Rehabilitación cuyo objeto era …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *