Más de la mitad de los mexicanos mayores de 70 años padece osteoporosis

El 6 por ciento de los varones, después de los 50 años de edad, presenta esta afectación.
 
La osteoporosis se caracteriza por la reducción de la fortaleza del hueso; factores como el sedentarismo, tabaco, alcohol, bajo consumo de lácteos y sus derivados durante la niñez, antecedentes familiares y una inadecuada terapia de estrógenos, pueden influir para su temprana aparición.
 
Especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), destacan que este padecimiento se presenta en edades maduras; indican que en el caso de las mujeres, después de los 60 años de edad, el 20 por ciento de las pacientes se ven afectadas y en la séptima década de vida hasta un 60 por ciento la presenta.
 
En el marco del Día Mundial de la Osteoporosis, que se celebra el próximo 20 de octubre, el doctor Ernesto Guadarrama Gómez, endocrinólogo del Hospital General de Zona (HGZ) 2-A Troncoso, explicó que el Seguro Social ofrece una atención integral a través del diagnóstico oportuno y la prescripción de fármacos como el calcio y vitamina D (calcitriol), además de la vigilancia en la alimentación y la práctica anual de exámenes de exámenes de densitometría ósea.
 
Por su parte, el doctor Pedro Mendoza Martínez, endocrinólogo del Hospital General Regional (HGR) número 25 del IMSS, resaltó que de acuerdo a indicadores marcados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), si la calcificación del hueso se encuentra por debajo del 80 u 85 por ciento, se le denomina osteopenia.
 
Se trata de la fase previa a la osteoporosis, que es una pérdida parcial de la masa ósea y el hueso aún no llega a ser tan poroso. Se nombra osteoporosis cuando la disminución del calcio va más allá del 75 por ciento.
 
El endocrinólogo Guadarrama Gómez señaló que este padecimiento aqueja más a mujeres que a hombres debido a que ellos tienen la producción de testosterona hasta los 60 o 65 años. Precisó que esta afectación se ha observado después de los 50 años en el 6 por ciento de ellos.
 
Asimismo destacó que clínicamente no existe ninguna molestia o síntoma, sin embargo algunos signos como pérdida de la estatura, la presencia de una sifosis (joroba en la espalda) o una curvatura en la columna vertebral, pueden representar una alerta de descalcificación.
 
El doctor Mendoza Martínez apuntó que el IMSS realiza la detección oportuna de esta enfermedad en sus tres niveles de atención. Comentó que en caso de haber sospecha de osteoporosis, el médico de primer nivel prescribe calcio al paciente y lo canaliza a nutrición para indicarle como aprovechar los nutrientes de cada alimento que consume.
 
De ser necesario, se aplican pruebas de escrutinio como la densitometría periférica de hueso; esto indicará la probabilidad de riesgo en el desarrollo de este padecimiento y el examen que confirmará la presencia de descalcificación será el estudio de columna y cadera.
 
Finalmente, los especialistas del IMSS recomiendan consumir alimentos ricos en calcio como leche y sus derivados; verduras como las espinacas, col, cebolla, berros, acelgas y brócoli; huevo, hígado de res, avellanas, nueces; pescado, charales, sardina y atún; hacer ejercicio, evitar la ingesta de alcohol y tabaco, así como de la sal. 
 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

México recibió más de 327 mil dosis de vacunas contra COVID-19, producidas por la farmacéutica Pfizer-BioNTech

En punto de las 9:03 h de este viernes 9 de abril, México recibió 327 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *