Médicos del IMSS en Chihuahua realizan reimplante total de brazo, es el primero de este tipo en el estado

El procedimiento quirúrgico implicó también un trasplante de arterias para recuperar la circulación sanguínea.
 
El pasado 14 de julio, Adán de 33 años de edad, ingresó al servicio de Urgencias del Hospital General de Zona (HGZ) No. 1 de Chihuahua del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), después de haber perdido el brazo izquierdo durante un accidente laboral. Ante el evento, médicos del Instituto realizaron un procedimiento quirúrgico de alta especialidad y reimplantaron el miembro sin que se presente rechazo en el paciente, quien ya recuperó la sensibilidad a 11 días de la operación.
 
Adán, quien labora en la rama de la construcción, comentó que el día del incidente cayó de un andamio a una altura aproximada de 7 metros. “Cuando ya estaba en el piso sólo recuerdo haber visto mi brazo completamente separado del cuerpo”, relató.
 
El doctor Felipe de Jesús Venegas Hermosillo, cirujano general y cardiovascular del HGZ No. 1, explicó que en el trayecto de la caída, Adán chocó con una estructura en la que se atoró su brazo izquierdo, lo que provocó su desprendimiento.
 
El especialista, quien encabezó al equipo médico multidisciplinario en la intervención, refirió que no se tienen antecedentes en el estado de alguna cirugía de este tipo para reimplantar una extremidad por completo, es decir, en la que estuvieran involucrados hueso, arterias, tendones y músculos.
 
Rescatar un brazo en su totalidad, indicó, es un procedimiento quirúrgico muy complejo, ya que se trata de un reimplante total de miembro. Es por ello, abundó, que se requirió de un equipo médico conformado por cirujanos, ortopedistas, traumatólogos, anestesiólogos y enfermeras quirúrgicas.


Detalló que en la cirugía se conectaron cada una de las estructuras que se desprendieron con el brazo, es decir, hueso, sistema circulatorio, que implica la vena y arteria que suministran de sangre a la extremidad y posteriormente los nervios y músculos.
 
El doctor Venegas Hermosillo señaló que el momento más crítico del procedimiento quirúrgico es cuando se realizó la revascularización del miembro para recuperar la circulación de sangre, ya que de no lograrse no tiene sentido la reconexión de músculos y tendones.
 
Indicó que el paciente ya manifiesta sensibilidad, su brazo tiene una adecuada coloración y no presenta complicaciones por infección. El siguiente paso, agregó, es que Adán inicie el tratamiento de rehabilitación para que recupere la movilidad.
 
Por ello, abundó, a la brevedad el paciente iniciará una terapia física para recuperar el movimiento. Este tratamiento consiste en electroestimulación para activar los músculos de los dedos e incorporar ejercicios de brazo y hombro

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

México tiene instituciones fuertes que han permitido enfrentar la pandemia: IMSS

Durante la emergencia sanitaria por COVID-19 se mantiene la política de cero rechazos, ya que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *