La grasa trans, precursor de obesidad

La grasa trans, precursor de obesidad,diabetes y problemas cardiovasculares





El INSP, presentó el libro “Grasas, dieta y salud”, que contiene el resultado del análisis sobre la calidad de la grasa de 280 alimentos que constituyen la dieta de los mexicanos

 



Ante el grave problema que representa la obesidad y el sobrepeso en nuestro país, el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), presentó el libro “Grasas, dieta y salud”, que tiene tres objetivos fundamentales orientar las políticas de salud con base en evidencias para la regulación de alimentos; informar a los consumidores la cantidad y calidad de grasas que contienen los productos que consume y ser una herramienta para los profesionales para hacer modificaciones en la dieta de la población.

 


La obra fue presentada durante el primer Seminario Institucional, realizado por el Centro de Información para Decisiones en Salud Pública, en el Auditorio “Miguel E. Bustamante”, de la Secretaría de Salud, donde participaron el Director General del INSP, Mario Henry Rodríguez López; el Director de Investigación en Políticas y Programas de Nutrición, Salvador Francisco Villalpando Hernández y el Presidente de la Unión Internacional de Sociedades de Nutrición, Ricardo Uauy Dagach.

 


En su presentación, el Director de Investigación en Políticas y Programas de Nutrición del INSP, Salvador Francisco Villalpando Hernández, explicó que las enfermedades derivadas de la obesidad como la diabetes mellitus, hipertensión y problemas cardiovasculares, son las principales causas muerte y egresos hospitalarios en nuestro país.

 


Ante esta situación, señaló, es necesario contar con instrumentos que permitan orientar a la población sobre qué tipo de alimentos debe consumir para cuidar su salud. Por ejemplo, dijo, las grasas saturadas y los ácidos grasos trans constituyen un riesgo para sufrir hipertensión, infarto al corazón y accidentes cerebrovasculares.

 


De ahí, agregó, la importancia de analizar el contenido de grasa que contienen los alimentos que habitualmente constituyen la dieta de los mexicanos, es así como se estudiaron 280 productos industrializados, entre los que se encuentran comidas rápidas (hamburguesas, pollo, papas a la francesa), pastelillos, barras de cereal y galletas, además de productos lácteos como mantequilla, margarinas y leche, entre otros.


 


Indicó que este estudio constituye un esfuerzo más en materia de educación, con el fin de incidir en la disminución de las tasas de morbilidad de enfermedades crónicas asociadas con la dieta, como la obesidad, la diabetes mellitus Tipo II y las enfermedades cardiovasculares.

 


Asimismo, subrayó, este documento es una herramienta para informar y estimular a la industria alimentaria, para que mejore la calidad de las grasas de los alimentos que elabora y generar regulaciones en la Ley de Salud como la declaración en el etiquetado nutrimental de las grasas que se emplean en la fabricación del producto.

 


Por su parte, Ricardo Uauy Dagach, Presidente de la Unión Internacional de Sociedades de Nutrición, reiteró que las principales causas de muerte y de pérdida de años de vida saludable son las enfermedades crónicas relacionadas con la dieta y la falta de actividad física; dentro de éstas, las cardiovasculares y el cáncer son las más frecuentes.

 


Comentó, que los factores dietarios más importantes que condicionan las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, la obesidad y posiblemente la evolución de algunas tipos de cáncer se encuentran en la calidad de las grasas.

 


Por ello, resaltó, adquiere especial importancia evaluar los alimentos industrializados, pues la tendencia comercial es usar el ingrediente más conveniente que cumpla con el fin que se busca y que resulte más barato.

 


Lo anterior, dijo, ha llevado a la inclusión de las grasas trans de origen industrial en los alimentos, ya que en general son más baratas y evitan la rancidez del producto, pero se han convertido en grave riesgo para la salud, pues estudios realizados indican que la mantequilla de origen vacuno es más saludable que una margarina de barra hecha a partir de un aceite vegetal hidrogenado libre de colesterol con alto contenido de ácidos grasos trans.


 


Finalmente, precisó que la contribución de este libro es precisamente dar una visión actualizada de la nutrición de grasas y, en especial, publicar mediciones precisas de la composición de ácidos grasos de los alimentos consumidos con mayor frecuencia, lo que convierte a México en uno de los pocos países a nivel mundial en contar con este tipo de información

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Reconocidas mujeres de la industria farmacéutica coincidieron en la necesidad de implementar políticas igualitarias

A pocos días de celebrarse el Día Internacional de la Mujer, la Cámara Nacional de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *