¿Que le duele a los mexicanos?

El dolor es una experiencia sensorial y emocional desagradable que puede tener una intensidad leve, moderada o severa


 


En las mujeres el más frecuente es el dolor de cabeza, siendo la causa principal el estrés


 


El dolor es un síntoma que acompaña a distintas enfermedades y procesos fisiológicos, informó, Raúl Granados, Médico Adscrito al Servicio de Rehabilitación Ortopédica del Instituto Nacional de Rehabilitación, quien presentó los resultados de la Encuesta ¿Qué le duele a México?, que se realizó con el objetivo de identificar los principales tipos de dolor que afectan a la población mexicana, así como los productos utilizados para disminuir los malestares que lo generan.


 


El dolor lo conocemos desde que nacemos, dijo, es una experiencia sensorial y emocional desagradable que puede tener una intensidad leve, moderada o severa y está clasificado en agudo, cuando dura menos de seis semanas, o crónico cuando permanece mayor tiempo.


Es un sistema de alarma para el ser humano, una reacción del cuerpo que avisa que algo sucede y se debe poner atención en ello, además puede afectar distintos aspectos de la vida como son: relaciones familiares, vida personal y laboral, economía familiar y actividades cotidianas.


 


Dicha encuesta fue aplicada en el Distrito Federal, Monterrey y Guadalajara, porque son ciudades con mucha población, se realizó cara a cara y además se incluyó un estudio socioeconómico. Los entrevistados fueron hombres (50%) y mujeres (50%) mayores de 20 años que sufrieron dolor alguna vez en los últimos 12 meses.


 


Los resultados arrojaron que los dolores más frecuentes en la población entrevistada, fueron el de cabeza, que padeció 40%, sobre todo mujeres, quienes también lo sufrieron por el tránsito y la presión laboral; 35% padeció el de espalda, afectando principalmente las actividades cotidianas, y 30% el de cuello, el cual fue el más atendido por médicos, y en todos ellos el estrés fue la causa principal.


 


 


Asimismo, 44% sufrió dolor de piernas, debido, sobre todo, a un accidente o estrés. Gastritis lo padeció un 13%, frecuentemente atribuido a comer picante.


 


El dolor de garganta fue común en el 42% de los entrevistados, siendo la causa principal el clima, mientras que el de estómago se debió a la mala alimentación.


 


No obstante que el dolor de oído fue uno de menos frecuentes, fue muy intenso, y se debió principalmente por infección de garganta y el frío, y la mitad de los que dijeron haberlo sufrido consideró que los medicamentos que el médico le prescribió fueron poco efectivos.


Otro tipo de dolor en los entrevistados es el dental, al presentarse en el 25% de ellos y la causa principal es la caries. La gente no conoce medicamentos especializados para controlarlo y tampoco reconoce si los que le prescribió el doctor fueron efectivos. El 11% padece otros dolores como de tobillos, musculares, corazón, brazos, rodillas, lumbalgia, riñón, ojos, pecho, hígado, hernia hiatal, huesos, mala circulación, columna vertebral, nariz, cintura y manos.


 


Precisó que en su mayoría, las personas no se preocupan por investigar si el dolor es pasajero o puede tener complicaciones, lo primero que hacen es automedicarse, utilizar remedios caseros y, en algunos casos, visitan a curanderos y demás, en caso de que el dolor persista, entonces acuden al médico general, después al familiar (primordialmente mujeres mayores de 40 años). Los especialistas son demandados sobre todo por las personas con recursos económicos.


 


En su intervención, Manuel Mirassou, Médico Internista del Hospital Español y miembro fundador de la Asociación Mexicana de Metabolismo Óseo y Mineral (A. M. M. O. M.) dijo que cuando el paciente siente dolor, busca aliviarlo a la mayor brevedad automedicándose, por lo cual, la Secretaría de Salud trabaja para que dentro de los medicamentos de fácil acceso se incluyan las indicaciones necesarias para su empleo.


 


La situación cambia cuando el paciente se encuentra dentro del Hospital, señaló que los médicos deben hacer una buena historia clínica para prescribirle medicamentos adecuados al padecimiento y que el primer paso es resolver el dolor, no curar la enfermedad.


Mirassou mostró datos de la Sociedad Americana del Dolor, donde se revela que existen tres categorías de medicamentos para tratamiento de dolor agudo: AINES, son los más utilizados para lesiones comunes de tejido, desgarres, contusiones musculares y desgarres de ligamentos porque reducen la inflamación, la hinchazón y la irritación.


 


Añadió que los analgésicos opioides deben ser considerados si el dolor no es adecuadamente controlado con el uso de AINES o si vuelve severo. Mientras que los analgésicos adyuvantes se utilizan como un complemento del tratamiento con AINES y opioides

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

CENAIDS es el acervo de libros sobre salud y disciplinas auxiliares más importante de América Latina

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cuenta con el Centro Nacional de Investigación Documental …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *