Más de un millón de mexicanos padece algún tipo de cáncer

En México, más del 20% de la población padece algún tipo de cáncer; por tanto, recibirán tratamiento y esto incluye la quimioterapia. Estos pacientes  se encuentran expuestos a padecer algún tipo de complicación debido a la baja de defensas que ocasiona la quimioterapia (ej: infecciones), lo cual pone en riesgo el que el paciente no termine en forma correcta su tratamiento por abandono del mismo. 


La quimioterapia es parte esencial en el tratamiento del cáncer a través de fármacos que ayudan a destruir las células cancerosas. Este tipo de tratamiento, actúa destruyendo las células que crecen rápidamente, una característica de las células cancerosas. Desgraciadamente, la quimioterapia afecta también a las células normales que crecen rápidamente, como las células sanguíneas en la médula ósea, ocasionando anemia (baja de hemoglobina), trombocitopenia (baja de plaquetas) y neutropenia (baja de glóbulos blancos, específicamente de neutrófilos); además pueden ser afectadas también otro tipo de células, como las células de los folículos del cuero cabelludo o mucosas (células de la boca y el intestino).  
 


Una de las complicaciones más importante de la neutropenia o baja de glóbulos blancos (neutrófilos) son las infecciones, las cuales al estar debajo de ciertos niveles de %u201Cprotección%u201D. El riesgo de que los pacientes con cáncer padezcan neutropenia varía en función al tipo del mismo, así como la dosis y esquema de tratamiento que una persona recibe. Generalmente, la neutropenia se produce de 4 a 8 días después de la administración de la quimioterapia y continúa varios días antes de que los neutrófilos vuelvan a la normalidad.  


%u201CCada vez mas, los investigadores buscan identificar cuales son los grupos vulnerables y sus consecuencias. Se ha detectado que los que se encuentran en mayor riesgo de padecer algún tipo de infección son los pacientes mayores de 60 años y que per se, son el grupo más propenso al cáncer; así como aquellos pacientes que hayan padecido un episodio de neutropenia posterior al primer tratamiento de quimioterapia, y algunas condiciones de comorbilidad que dejan al paciente ya expuesto a otras infecciones%u201D, comentó el Dr. Luis Villela, médico hematólogo e internista y profesor investigador del Centro de Innovación y Transferencia en Salud (CITES), de la Escuela de de Medicina del Tecnológico de Monterrey . 


Las infecciones además constituyen una complicación frecuente en los pacientes con cáncer ya que pueden incrementar la morbi-mortalidad y un aumento importante de los costos derivados de hospitalizaciones, medicamentos y uso de exámenes de laboratorio, entre otros. Las infecciones pueden además generar cambios en los plazos y tipos de quimioterapia contemplados en el plan original del tratamiento oncológico y en consecuencia, influir en el objetivo del tratamiento, que es erradicar las células afectadas. 


%u201CEl uso de una terapia de apoyo, como lo es Pegfilgrastim (por ejemplo), posterior al tratamiento de quimioterapia disminuye el tiempo que dura la neutropenia, lo cual disminuye las posibilidades de que los pacientes padezcan una infección grave o muy grave, con lo cual podemos asegurar que puedan completar sus ciclos de quimioterapia y obtengan una mejora en su calidad de vida%u201D, agregó el Dr. Luís Villela.   
 


Pegfilgrastim, es un medicamento que se aplica de manera subcutánea a través de una sola aplicación posterior a la quimioterapia. 


 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

México y Francia presentan compendio sobre salud y educación

Miembros titulares de las Academias Nacionales de Medicina y Cirugía de Francia y México presentaron …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *