Sugieren estudiar avance natural del virus de papiloma humano

México D. F.- El virus del papiloma humano (VPH) se transmite por vía sexual y puede tener diversas consecuencias en el organismo; algunas cepas provocan verrugas genitales, pero otras pueden derivar en cáncer cérvico-uterino, incluso, algunos estudios han comprobado su relación con algunos tipos de cáncer de garganta.


 


Muchas mujeres jóvenes adquieren el VPH después de iniciar su actividad sexual y en muchas de ellas, la infección desaparece por sí sola.


 


En opinión de un grupo de investigadores, esta característica de algunos tipos del VPH debería ser mejor estudiada. Para contribuir a ello, pusieron en práctica un estudio en el que participaron 206 mujeres de entre 18 y 26 años, las cuales al inicio del estudio dijeron ser vírgenes.


 


El equipo de investigación dio seguimiento a las jóvenes luego de que éstas iniciaran su actividad sexual, durante 3.6 años. En ese período, hallaron que el 53 por ciento tenía un resultado positivo para el VPH. No obstante, pocas de esas infecciones duraron más de tres años y sólo tres mujeres desarrollaron cambios precancerosos en el cuello del útero.


 


%u201CLas infecciones por VPH son frecuentes y desaparecen rápido en la mayoría de las jóvenes que inician su actividad sexual%u201D, señalaron los autores de la investigación en la revista Sexually Transmitted Diseases.


 


Aun así, en una pequeña cantidad de casos, las infecciones persistentes con cepas del VPH cancerosas causarían cambios precancerosos en el cérvix en unos pocos años, indicó el equipo dirigido por la doctora Ana Cecilia Rodríguez, del Instituto Nacional de Oncología de Estados Unidos.


 


De las tres jóvenes que desarrollaron anormalidades precancerosas, dos estaban infectadas con el tipo 16 del VPH, una de las cepas que más se relacionan con el desarrollo del cáncer cérvico-uterino y una de las que son atacadas por las vacunas que actualmente existen en el mercado.


 


A pesar de que la vacuna contra el VPH ha sido aceptada como una forma eficaz de prevención y está recomendada por las autoridades sanitarias de diversos países, su aplicación no reemplaza la práctica periódica del Papanicolau, el cual puede detectar los cambios precancerosos en el cérvix, como apuntaron los investigadores.


 


Los expertos recomiendan iniciar las pruebas de Papanicolau dentro de los tres años de iniciada la actividad sexual o bien a partir de los 21 años.


 


El equipo dirigido por la doctora Rodríguez opinó que los investigadores deberían seguir estudiando el avance natural de la infección por el VPH para comprender por qué en muchas mujeres el virus puede desaparecer, mientras que algunas desarrollan anormalidades precancerosas.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Cofepris presenta plataforma DIGIPRiS para trámites y servicios

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) presentó la plataforma electrónica DIGIPRiS …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *