Disminuyen los casos de eutanasia en Holanda

Pero mientras en México apenas se piensa en iniciar un debate al respecto, en otros países no sólo se ha aprobado la eutanasia, sino que ya se piensa incluso en replantearla, tal es el caso de Holanda.

Holanda se ha caracterizado por su legislación de avanzada en temas polémicos (la legalización de ciertas drogas es otro ejemplo). La eutanasia fue legalizada apenas en el año 2002, aunque a decir verdad la práctica no era ajena a la sociedad holandesa, pues antes de ese año se presentaron varios casos de eutanasia que no merecieron un castigo judicial (el antecedente más director de esta decisión se dio en la década de los noventa, cuando un grupo de médicos no fue procesado después de ayudar a morir a algunos pacientes).

La tasa más alta de eutanasias practicadas en Holanda se dio en el año 2001, cuando un 2.6 por ciento del total de los fallecimientos se debieron a esta causa. Sin embargo, en el 2005, la tasa fue del 1.7 por ciento; en este año, el 0.4 por ciento de los médicos aceptó haber terminado con una vida sin la solicitud del paciente.

Estos datos fueron aportados por un estudio encabezado por el doctor Agnes van der Heide, del Erasmus Medical Center, en Rotterdam. Los investigadores señalaron que la causa del decremento podría ser el uso de la llamada “sedación terminal”, la cual consiste en aplicar sedantes potentes a los pacientes que están a punto de morir para aliviar su sufrimiento.

El estudio implicó que por primera vez los médicos fueran consultados sobre el uso de una profunda sedación conciente. Los investigadores encontraron que esta práctica fue usada en el 8.2 por ciento de las muertes, la mayoría en pacientes hombres con cáncer y menores de 80 años.

“Estos hallazgos representan un cambio importante de las tendencias de decidir poner fin a la vida halladas entre 1990 y el 2001”, declararon los autores del estudio, que fue publicado en el New England Journal of Medicine.

En Estados Unidos, por ejemplo, la sedación terminal es legal, pero sólo se usa como último recurso. La frecuencia estimativa en los programas de las residencias para enfermos terminales va desde 0 al 50 por ciento de las muertes.

Los expertos explicaron en su trabajo que los médicos también administran los sedantes cuando tienen la intención explícita de acelerar la muerte del paciente. (Reuters)

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

El cáncer de mama no es exclusivo de las mujeres mayores

CáncerDeMama.mx.- En los noventas, en Estados Unidos, inició la campaña Octubre rosa, cuya finalidad es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *