Simularon reality show para sensibilizar a televidentes sobre donación de órganos

México D. F.- Mucha gente, a la hora de enterarse que se había creado un %u201Creality show%u201D para ver quien sería el ganador de un transplante de riñón en Holanda, pensó que la televisión ya no tenía moral, que era algo en verdad aberrante, pues resulta ilógico pensar que una mujer en etapa terminal tuviera la sangre fría para elegir quien de los tres %u201Cconcursantes%u201D era el más apto para quedarse con uno de sus riñones.


 


Este %u201Creality%u201D tuvo por nombre El Gran Donante y fue producido por la empresa Endemol (creadora del concepto Big Brother), mismo que se transmitió por un canal de la televisión holandesa. Conforme pasaba el tiempo, los televidentes se pudieron dar  cuenta que no hubo un riñón como premio, ¿acaso era un fraude o una muy mala broma?


 


El programa resultó ser un montaje para sensibilizar a la población sobre lo importante que puede ser el donar uno órgano. Cuando todo parecía que iba a salirse de control, se reveló que la donante era en realidad una actriz, de nombre Leoní. El presentador dijo: %u201CLo único cierto aquí es que estas tres personas son enfermas renales y que necesitan un riñón%u201D.


 

Los tres concursantes, que incluso parecían preocupados cuando el presentador hizo la pregunta de mal gusto de “¿quién va a llevarse el riñón a casa?”, declararon al final del espectáculo que habían participado en la farsa para concienciar a la gente.

 

Los participantes eran una mujer de 36 años, locutora de radio; un joven estudiante de enfermería, de 19, y una asistente social, de 29 años, que trabaja con disminuidos psíquicos, y que fue la favorita del público que envió mensajes SMS al estudio de televisión.

 

La vida de los tres enfermos renales se documentó con videos de sus quehaceres cotidianos y con entrevistas a familiares o amigos próximos, en donde se resaltaban las limitaciones que afrontan por depender de la diálisis.

Los participantes también se sorprendieron de la publicidad que ganó el programa antes de su emisión, contra la que se habían manifestado las autoridades del país.


 

A lo largo del simulacro de reality show, el presentador ofreció datos sobre la caída del número de donantes en Holanda, un país donde mil 400 personas necesitan la donación de un órgano y en el que la lista de espera para recibirlo son de hasta 4.5 años.

 

El canal que emitió el concurso, BNN, fue fundado por Bart de Graaf, un popular presentador de televisión, enfermo renal y fallecido en el 2002 a los 35 años y al que dedicaron el show, con motivo del quinto aniversario de su muerte.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Novo Nordisk México es reconocida por GPTW como la empresa #1 para trabajar

Novo Nordisk México fue nombrada la empresa #1 para trabajar en México dentro de la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *