La medicina familiar, base de una buena salud

Por Víctor M. García Camacho


México D. F., 4 de Marzo (Redacción LaSalud.com.mx).- Trasplantes de órganos, cirugías increíbles y tratamientos novedosos para aliviar, en la mayoría de las veces, secuelas de alguna enfermedad crónica; casi siempre son estas acciones las que acaparan los reflectores en la práctica de la medicina. Sin embargo, pocas veces nos detenemos a reflexionar sobre la importancia de prevenir (cuando es posible) las enfermedades, en lugar de intentar curarlas cuando ya han causado graves daños a nuestro organismo.


La medicina familiar es lo que se conoce como el primer nivel de atención en el sistema de salud, en LaSalud.com.mx esperamos, mediante la presente entrevista, contribuir un poco para que las personas acudan con su médico familiar gozando de plena salud. ¿Suena extraño? La doctora Roxana Medina, subdirectora médica de la Clínica Aragón del ISSSTE, podrá explicarle mejor a qué nos referimos. 


¿De qué se ocupa la medicina general?


La medicina familiar, ve al hombre desde varios aspectos, no solamente el biológico, sino que también se ocupa del aspecto social y el psicológico. Se ve también la influencia que ejerce el ambiente. La atención que brinda la medicina familiar es una atención integral, en donde se trata de abarcar más allá del paciente enfermo y llegar a la familia del paciente.


Uno de los principales objetivos es la prevención. La medicina familiar es la medicina de primer contacto, a veces se olvidan de ella, pero es la medicina que resuelve cerca del 80 por ciento de la problemática de salud de la población. El abordaje de la medicina familiar hacia las enfermedades es muy distinto del que dan otras especialidades, porque es una especialidad. El médico familiar no es simplemente un médico general.


La medicina familiar no se ocupa de una parte específica del cuerpo, ¿cómo funciona entonces?


La medicina familiar tiene una característica muy especial, nosotros no estamos limitados a una región anatómica, tampoco lo estamos por la edad o el sexo del paciente. Un médico familiar es como el médico de antaño, el que atiende al niño desde que nace y, si el tiempo le alcanza, ayudarlo incluso a morir; está presente en todas las etapas de la vida, ocupándose de toda la patología.


Obviamente tenemos nuestras limitantes, para que funcione, la medicina familiar debe estar en constante comunicación con un grupo multidisciplinario de especialistas para poder brindar una atención integral al paciente.


Desgraciadamente, suponemos que la mayoría de los pacientes acuden con ustedes cuando ya tienen problemas de salud muy evidentes, ¿es así?


Esa es una de las características de la medicina familiar, el enfoque de riesgo. El objetivo principal es adelantarnos al daño, clasificar a una familia por el antecedente de un paciente. Si tenemos a un paciente diabético, nosotros damos el manejo de este paciente y seguramente vamos a necesitar el apoyo de otros especialistas, como el internista y el endocrinólogo. Pero aparte de la atención al paciente diabético, uno de nuestros objetivos principales es atender a su familia. ¿Cómo? Pues viendo cuáles son los factores que favorecerían el desarrollo de la enfermedad en algún otro de los integrantes de esta familia e incidir en ellos, bien para evitar, o al menos retardar la aparición del padecimiento.


¿Sería mejor tratar a %u201Cpacientes sanos%u201D que a pacientes enfermos?


Eso es lo ideal, la meta primordial es cuidar la salud más que tratar la enfermedad. Es más difícil mantener la salud. Lo ideal es empezar a trabajar con los factores de riesgo para evitar que el paciente enferme, o por lo menos que cuando enferme las complicaciones o posibles secuelas sean mínimas, ese es el verdadero objetivo.


¿Qué porcentaje de los pacientes que acude con ustedes llega con una enfermedad ya declarada?


Le podría hablar de la población que atendemos en la clínica Aragón del ISSSTE. Le puedo decir que nosotros otorgamos 14 mil consultas mensuales, de ellas, cerca del 85 0 90 por ciento se deben a enfermedades. Tal vez menos del 10 por ciento sean pacientes sanos a quienes se les hace un tamiz o bien una encuesta para detectar algún tipo de enfermedad.


Nos falta mucho para concienciar a la gente y convencerla de acudir con el médico cuando está sano, para que podamos brindarle un verdadero beneficio.


¿Existe en el ISSSTE algún programa dirigido a promover la prevención?


En el ISSSTE no existe, como tal, un programa con un nombre específico. Pero lo que sí existe son programas preventivos, donde nosotros, como clínicas, llevamos a cabo acciones de salud a las distintas dependencias y a la comunidad. Hacemos campañas de detección de cáncer cervico-uterino, mamario, prostático, valoración del índice de masa corporal y otras.


Contamos con la Unidad Primaria de Salud, que es un pequeño consultorio en el cual un médico y algunas enfermeras salen prácticamente todos los días a comunidad para llevar algunos servicios y dar pláticas preventivas a algunos pacientes considerados como %u201Csanos%u201D. Por desgracia, muchas de las enfermedades que más impactan, como lo son las crónico-degenerativas, son detectadas cuando ya tienen un tiempo de evolución. Tratamos de detectar esos riesgos y, en su caso, dar un manejo de la enfermedad lo más pronto posible.


¿Cuáles son las más enfermedades que más detectan ustedes?


Yo creo que el impacto de las enfermedades crónico-degenerativas como la hipertensión y la diabetes es muy grande en muchos aspectos, porque significan un desgaste económico para las instituciones, pero también para las familias. Los problemas de obesidad van cada vez más en aumento, los problemas de dislipidemia %u2013alteraciones de grasas en la sangre- van de la mano con ella, la diabetes y la hipertensión. Las enfermedades articulares también nos están afectando.


Los problemas crónicos son cada vez más que los problemas agudos. Hace 20 o 30 años, la mayoría de los problemas de salud eran agudos o infecciosos; en la actualidad esa tendencia ya se revirtió.


¿Cuáles serían las estrategias para acercar a la gente a los servicios de salud y hacerla conciente de que es mejor prevenir?


Creo que partiríamos de, primero, capacitar al personal. Somos todavía pocos los médicos con una especialidad en medicina familiar, porque a pesar de que las unidades médicas se llaman Clínicas de Medicina Familiar, no todos los médicos que forman parte de ellas tienen la formación.


Una vez que tengamos al personal capacitado, estaremos en la posibilidad de sensibilizar a la población, lo que lograríamos a través de campañas similares a la que se está haciendo con el Día de Familia, dando información vía medios electrónicos e impresos. Sería necesario darle difusión al enfoque de riesgo, a la prevención. Nosotros, desde nuestra trinchera, ir más allá de la consulta y valorar la repercusión de la enfermedad en la familia y viceversa, valorar la repercusión de la familia en la enfermedad.


¿Qué recomendaciones les daría a las familias para cuidar de su salud, antes de que tengan que curarse de sus enfermedades?


Lo primero contestar a la pregunta ¿cómo es mi familia? ¿Es una familia sana? Si algún integrante de la familia cursa con alguna enfermedad, entonces ya no la consideramos como una familia sana, porque uno de los integrantes está mal, por ende, existe un factor de riesgo. ¿Qué es lo que tenemos que hacer? Pues asesorarnos y saber qué podemos hacer para evitar que se nos presente la misma enfermedad.


Es muy importante cuidar los hábitos alimenticios y llevar una dieta sana, además de hacer ejercicio; también evitar el sedentarismo, que es uno de los más grandes problemas de nuestra época.


Debemos crear espacios en nuestra vida para caminar, relajarnos y meditar sobre nuestra alimentación y tratar de cambiarla para bien en la medida de lo posible. Debemos, en el caso de las mujeres por ejemplo, hacernos revisiones periódicas de cáncer cervico-uterino y mamario, que son gratuitos en las instituciones públicas, no es necesario ser derechohabiente. 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

México tiene instituciones fuertes que han permitido enfrentar la pandemia: IMSS

Durante la emergencia sanitaria por COVID-19 se mantiene la política de cero rechazos, ya que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *