Inicio / Noticias / El autoexamen testicular: previene enfermedades cancerosas

El autoexamen testicular: previene enfermedades cancerosas

Por Eduardo López

México, D. F., 25 de octubre (Salud Mundo de Hoy).- La revista mensual “A tu Salud”, en el mes de octubre ofrece una infinidad de artículos elaborados por especialistas en el tema, en esta ocasión realizados por la delegación de especialistas del Estado de México, quienes aportan sus conocimientos con los lectores. 

En el número 32 de “A tu Salud”, entre otros temas podremos encontrar información relacionada con las vacunas de acuerdo a la edad, el cuidado personalizado de la piel, la sonrisa, la alimentación, los pies entre otros tópicos.

Es bien sabido que la autoexploración como método de prevención en muchas ocasiones puede salvar una vida, es por esto que la revista A tu Salud, dedica su artículo principal para abordar un tema principalmente masculino, y es en referencia al cuidado de los testículos.

En el texto redactado por el Dr. Francisco David Trujillo y la doctora Catarina Munguía, se señala la importancia de la autoexploración como método de prevención de futuras enfermedades, padecimientos o patologías como bien lo puede ser el cáncer testicular, y sobre todo que hace énfasis en la autoexploración genital, pues culturalmente el mexicano no tiene por costumbre poner especial atención a las modificaciones que en este caso podrían sufrir los testículos, ya que incluso existen síntomas silenciosos y que bien pudieran ser devastadoras a la hora de descubrirlas en el organismo.

La exploración genital, debe realizarse en edades tempranas, porque las enfermedades como el cáncer se presentan con mayor frecuencia entre los 15 y los 35 años y lo que representa esta técnica deriva en una curación total. La finalidad de esta técnica es encontrar -en su caso- alguna anormalidad, tumoración o alguna zona dura (considerada como tumor hasta que se compruebe lo contrario).

Los testículos pueden padecer enfermedades diversas, algunas de evolución lenta y progresiva, y otras con un desarrollo mucho más rápido. Entre las más comunes se encuentran la Orquitis que es la inflamación de los testículos,  y la Epididimitis que es la inflamación del epidídimo, Hidrocele que es la presencia de líquido en el escroto y la  Criptorquidia que es la ausencia de algún testículo en la bolsa escrotal  y el cáncer. En el caso de encontrar alguna anormalidad, al realizar la autoexploración testicular, es importante acudir con un especialista quien orientará y resolverá las inquietudes que sobre el tema surjan.

Si quieres ampliar tu panorama con respecto a este y otros temas, adquiere la edición de octubre de “A tu Salud”, en los puestos de periódicos de tu localidad.

A continuación presentamos los cinco pasos para la autoexploración testicular elaborado por los médicos especialistas Dr. Francisco David Trujillo y la Dra. Catarina Munguía:

1.- El mejor momento para las maniobras es al tomar un baño con agua tibia, pues la piel del escroto está suelta y relajada. Emplee ambas manos durante el examen.

2.- Palpe todo el escroto y los testículos con la palma de la mano y siente la diferencia entre ellos. Normalmente uno es mayor y permanece más abajo.

3.- Levanta el pene con la mano izquierda, con la mano derecha localiza el epidídimo del testículo derecho, que es una estructura parecida a un cordón situada en la parte posterior del testículo. Pálpalo en toda su longitud empleando el pulgar y los dedos índice y medio. El epidídimo se extiende hacia arriba en dirección al cordón espermático. Apriete este cordón en toda su longitud, intentando hallar bultos y tumoraciones a medida que desplazas en dirección ascendente.

4.- Para examinar el testículo derecho, coloque el pulgar derecho sobre la parte anterior del testículo y los dedos índice y medio detrás de éste, Apriete suavemente los dedos hasta que se encuentren. Compruebe la totalidad del testículo usando este método.

5.- Repita los pasos 3 y 4 en el testículo izquierdo, empleando para ello la mano derecha.

Acerca Redacción

También te puede interesar

Que el frío no te enferme

Con la llegada del invierno y debido a la menor exposición solar, hay una disminución …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *