Menopausia, el inicio de una vida productiva

(Primera de dos partes)
Por Carmen Gómez

México D.F., 18 de octubre (Mundo de Hoy).- En tiempos pasados la mujer comenzaba a envejecer -según el criterio de una sociedad envuelta en mitos, supersticiones, ideas erróneas y malentendidos- a partir de los 30 años y la menopausia significaba que se acercaba el fin de su vida. La sociedad patriarcal asociaba el valor de la mujer a su capacidad reproductiva. Desafortunadamente sigue habiendo hoy una tendencia a coligar el término con la decrepitud y la improductividad, además de que las mujeres tienen que experimentar los devastadores síntomas que acompañan a esta transición.
 
Actualmente la ciencia se ha enfocado en el desarrollo de tratamientos y fármacos que ayuden a contrarrestar los síntomas que trae consigo la menopausia. Iniciativas como la instauración del Día Mundial de la Menopausia han ayudado a que la población femenina esté mejor informada, que comprenda que estos cambios no tienen por qué influir negativamente en su calidad de vida, y, primordialmente, que pueda enfrentar  con valentía y madurez este período. Mujeres talentosas y exitosas también están realizando ingentes esfuerzos encaminados a que las féminas que entran en la etapa de la menopausia puedan tener una mejor calidad de vida y, sobre todo, que descubran por sí mismas que si bien se encuentran en un momento en que termina la vida reproductiva, están ante el comienzo de una vida extraordinariamente productiva. Tal es el caso de la doctora María Engel, fundadora de la primera clínica en América Latina especializada en menopausia.

Engel estudió química en la Universidad Nacional Autónoma de México con un posgrado en los Estados Unidos, tiene una maestría en nutrición, estudió “metagenics” en California y ha realizado posgrados de medicina funcional. En 1982 fundó el Centro Engel y decidió aplicar la medicina funcional en el tratamiento para las mujeres menopáusicas. A diferencia de la medicina alopática, que trata las partes del cuerpo como si estuvieran aisladas y cuenta con una droga farmacéutica para cada síntoma, la medicina funcional se enfoca al funcionamiento del cuerpo humano en su totalidad, estudia el síntoma, busca su origen y lo relaciona con el estilo de vida, los hábitos, la predisposición genética y la conformación bioquímica de cada paciente.

“La medicina funcional tiene que ver con todo el cuerpo. No ves la enfermedad sino ves a la persona enferma. Esta medicina científica hace mucho énfasis en que una parte importantísima de la salud del ser humano tiene que ver en que se tenga un aporte suficiente de antioxidantes. Garantiza un aporte suficiente de estos, garantiza que se tenga la flora intestinal correcta, garantiza la digestión correcta de lo que se come, y garantiza el aporte correcto de los omegas”, explicó la doctora quien tuvo la idea de crear una clínica especializada en la menopausia debido a una dolorosa experiencia personal.

“La idea de fundar la Clínica Engel surgió hace más de 40 años. Fui hija única y tenía una relación muy estrecha con mi madre, toda mi vida la viví con ella. Era maestra de primaria, pero maestra como de película, de esas verdaderamente dedicadas a enseñar a sus alumnos. Su entretenimiento después de cenar era recorrer los diccionarios enciclopédicos y comentar y platicar sobre el significado y la correcta aplicación de las palabras. Era una mujer simpática, muy alegre; aplicó los bailes masivos, cuando todavía no se estilizaban, en la escuela en donde trabajaba. Recuerdo que una vez hizo la leyenda del Popocatépetl y el Iztaccíhuatl y puso a toda la escuela a participar y a cantar. Era divertidísima, tenía una voz soprano impresionante, estaba llena de imaginación y de gusto por enseñar. Pero, de buenas a primeras,  esa mujer preciosa y encantadora se transformó y empezaron a venirle unos ataques de ansiedad terribles, bochornos y calambres. Comenzamos a visitar a todos los médicos de esa época, la mayoría le decían que era un problema mental, que era depresión”.

Sin embargo, la experta ya se había percatado desde esa época que todo lo que los médicos le diagnosticaban a su madre era mentira, pues ninguno se ponía de acuerdo y cada vez se abría más la brecha entre lo que decían unos y lo que indicaban otros. Lo que más le sorprende es que algunos médicos de hoy, con todo y los avances científicos, les dicen a sus pacientes lo mismo que le dijeron a su madre hace 40 años. “Un doctor le recomendó a mi mamá irse de viaje. Juntamos nuestros ahorros y nos fuimos a Europa, yo estaba fascinada, pero ella no, no quería ni siquiera que la vieran. Hasta que un día, en el metro de París, mientras yo platicaba con otras personas del ‘tour’, vi que mi mamá se acercó a las vías y empezó a balancearse. Di un salto y la sujeté, después me dijo que fue bueno lo que hice porque ella sí se iba a aventar. Nadie tiene idea del descontrol que provoca esta situación, el cuerpo está desequilibrado, grave, al grado que la mujer menopáusica que no sabe lo que le está sucediendo a su organismo y no se trata puede llegar a desear la muerte. Mi madre tenía como 50 años y se le presentó con una fuerza terrible”, compartió Engel.

Fue tal el impacto del estado anímico y físico en el que se encontraba su madre, que la doctora comenzó a estudiar todo sobre la menopausia; al ver que algunas amigas cercanas comenzaban a experimentar los mismos síntomas, ahondó en el tema y decidió fundar la clínica. Buscó a dos doctoras y una psicóloga y se sentaron para armar una estrategia eficaz con la cual tratar la menopausia. María Engel ha comprobado en su propia vida y en la de sus pacientes que los años posteriores a la menopausia  pueden ser verdaderamente gratificantes, incluso durante la transición.

“Los griegos decían hace 3500 años que la etapa de los 40 a los 60 es cuando más  posibilidades de éxito tiene tu trabajo, y después de los 60 es cuando puedes hacer tu obra maestra”, aseveró la doctora. ¿Cómo puede materializarse hoy esta aserción griega en la vida de una mujer menopáusica? Con un tratamiento integral como el que se ofrece en la Clínica Engel, el cual se explicará detalladamente en la segunda parte de esta entrevista.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

De esta manera puedes enseñar a tus hijos a cuidarse de la influenza

Enseñar a los pequeños a cuidarse debe ser una de nuestras prioridades esta época invernal. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *