Ser padre hoy en día

Desde el nacimiento,en la vida de cualquier niño ,el papel del padre es tan importante como el de la madre.
 
Al principio,el vínculo de ella con el bebé parece ser más fuerte :la unión que alcanzan durante el embarazo se estrecha tras el parto.

Ella le ha llevado y cuidado en su vientre durante nueve meses,le ha traído a la vida y ahora puede amamantarlo

Sin embargo, esto no significa que el padre quede relegado a un segundo plano. Su papel resulta fundamental desde el principio en el cuidado del bebé, sobre todo si la madre se encuentra muy cansada tras el parto y quizá afectada por los efectos de la depresión postparto.

Además, las mamas primerizas tienen los mismos miedos e inquietudes ante la llegada del bebé que necesitan compartir con su pareja. 


Bañarle, cambiarle el pañal, levantarse por las noches si llora, abrazarlo…son cuidados en los que el padre debe implicarse para iniciar una relación fuerte, sana y de calidad con su hijo

Mas Serenidad y Armonía en la Familia

Antiguamente, el padre representaba la autoridad familiar.

Practicamente era un extraño en los cuidados díarios de su hijo y su relacíon con él durante los primeros años era casi inexistente.

El ámbito domestico y el cuidado de los niños estaba prácticamente relegado a la madre,sobre todo si no trabajaba fuera de casa.

Por fortuna los tiempos han cambiado y hoy en día, la tendencia es que tanto el padre como la madre participen por igual en las tareas domésticas y el cuidado y atencíon del niño (sobre todo si ambos trabajan), creando un equilibrio que se traduce en serenidad y armonia familiar.

Sin embargo, a pesar de que los roles paternos han evolucionado y ya no están tan marcados, puesto que ambos pueden ejercer papeles similares en la educacion de su hijo, sí que es cierto que cada uno suele adoptar una serie de actitudes propias y diferenciadas.

Empezar desde los primeros días

Hay quienes consideran que,mientras son bebés ,los niños pertenecen a las madres y que el papel del padre es más significativo en otras etapas.

Sin embargo, es muy positivo que desde los primeros días del bebé el padre comparta los cuidados, pues se fortalecen los vínculos familiares y ayuda a que el niño forje un carácter más abierto.

Para ello,es importante que,desde el principio ,el padre le abrace y acaricie suavemente,
A los bebés les gusta mucho que les toquen y les acunen en los brazos, pues les ayuda a sentirse seguros.

Cógelo cada día un ratito y colócalo sobre tu pecho desnudo. Deja que sienta tu piel, que te huela y escuche tus latidos. Háblale suavemente para que reconozca tu voz y aprenda a identificarte.

No sólo estimularas su desarrollo y seguridad, también contribuirás a su felicidad haciendolo que se sienta muy querido.

Además esta implicacíon en la vida del recíen nacido desde el principio favorecerá la relación futura con tu hijo y fortalecerá los lazos con la pareja,que sentirá que compartes plenamente con ella un proyecto en común.

También puedes tomar parte en la lactancia, cogiendo el bebé tras la toma hasta que eructe; o acunándole luego para ayudarle a conciliar el sueño.

La hora del baño y los paseos son momentos en los que el padre puede conectar con el bebé y darle cariño.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Hospital de Expansión del IMSS en el Autódromo Hermanos Rodríguez cerrará el 15 de julio

El Hospital de Expansión del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el Autódromo Hermanos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *