Las mujeres con asma sufren más ansiedad y cansancio que los hombres

El asma afecta de distinta manera a los hombres y a las mujeres. Esa fue la conclusión de un estudio realizado en Suecia, donde encontraron que las damas con esta patología sufren una mayor ansiedad, les cuesta más dormir y están más cansadas que sus colegas hombres .

 

El asma es una enfermedad que afecta de manera crónica al sistema respiratorio. Las vías que trasladan el aire al interior y al exterior de los pulmones se vuelven muy sensibles y, por ese motivo, reaccionan de manera exagerada a ciertos irritantes como el polen. Cuando esto ocurre, los conductos respiratorios se estrechan y resulta más difícil ingresar y expulsar el aire. Esta situación causa dificultades para respirar, una respiración sibilante y tos, entre otros síntomas.


La Organización Mundial de la Salud calcula que alrededor de 300 millones de personas sufren de asma en el mundo. De hecho representa la enfermedad crónica más común en los niños. Al ser tan frecuente, repercute fuertemente en los gastos de salud pública tanto de los países del primer mundo como en las naciones en vías de desarrollo.



ASMA Y STRESS



La nueva investigación, realizada en la Universidad e Gothenburg y liderada por la científica Rosita Sundberg, se enfocó en dilucidar ciertas diferencias entre los hombres y las mujeres con este mal. Para lograrlo, analizaron diversos estudios realizados en Suecia y en países cercano.



En uno de ellos, los investigadores trabajaron con personas de alrededor de 20 años que sufrían un asma moderado o severo. Les presentaron un cuestionario detallado para que relataran cómo la enfermedad afectaba su rutina diaria, y notaron que ellas sentían mucho más fuertemente que ellos como el asma limitaba sus posibilidades. “Hay mujeres que no pueden practicar deportes cuando quieren, que tienen dolores y que sienten que su enfermedad afecta su vida social”, dijo Sundberg.



Otro estudio se realizó con 500 adultos de Suiza, Noruega e Islandia. En este caso, el foco estuvo puesto en la ansiedad, la depresión y el seguimiento del tratamiento. Aunque las mujeres cumplían más fielmente las indicaciones del médico, en los resultados se reflejó que ellas se sentían más tensas, tenían trastornos en el sueño y estaban más cansadas durante el día.



Sundberg explicó que los hombres y mujeres con asma viven de manera diferente los aspectos biológicos, sociológicos, culturales y psicológicos de su enfermedad, y eso afecta su calidad de vida. “Es importante tener todos estos datos en cuenta para brindar el tratamiento adecuado”, concluyó.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Novo Nordisk México es reconocida por GPTW como la empresa #1 para trabajar

Novo Nordisk México fue nombrada la empresa #1 para trabajar en México dentro de la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *