Recomiendan especialistas revacunarse contra la tos ferina

Tos ferina es una enfermedad que está resurgiendo; según datos de la Dirección General de Epidemiología (DGE) y el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (SINAVE),en México tan sólo en 2009 se detectaron 2,375 casos probables, de los cuales han sido comprobados 579.

Tos ferina, es una enfermedad respiratoria causada por la bacteria Bordetella pertussis; su principal característica son los fuertes accesos de tos que produce, que pueden repetirse varias veces al día con una duración de hasta un minuto, en los cuales el paciente tiene numerosas molestias, que incluyen dificultad para respirar e incluso el acceso de tos, frecuentemente provoca vómito.

La Dra. Patricia Saltigeral, Presidenta de la Sociedad Mexicana de Pediatría, explicó que %u201Caún cuando el grupo de edad más afectado por esta enfermedad son los niños menores de un año, especialmente los menores de seis meses, donde las complicaciones son más frecuentes; también los adolescentes y adultos pueden padecerla, por lo que es importante vacunarse para protegerse. Los niños en nuestro país reciben una vacuna contra esta enfermedad a los 2, 4, 6 y 18 meses de edad, con un refuerzo entre los 4 y 6 años de edad; es importante completar los esquemas de vacunación, ya que el niño no estará totalmente protegido hasta tener las 5 dosis de la vacuna; sin embargo la protección que ofrece la vacuna disminuye después de 5 a 10 años, pudiendo contraer la enfermedad nuevamente en la adolescencia; siendo los adolescentes y adultos quienes, en la mayoría de los casos, actúan como fuente de infección para los niños más pequeños ; por lo que es importante que adolescentes y adultos se revacunen%u201C.

Estimaciones de la OMS en 2008 indican que en el mundo se presentan al rededor de 16 millones de casos de tos ferina y que más de 195 000 niños murieron por esta enfermedad.. Datos de organismos de salud, señalan que 1 de cada 100 niños menores de 2 meses hospitalizados por tos ferina tienen riesgo de fallecer. La OMS señala a esta enfermedad como la quinta causa de fallecimiento, provocada por enfermedades prevenibles a través de la vacunación.

En México, de acuerdo a datos de la Dirección General de Epidemiología, hasta la semana epidemiológica No. 33 (20 de agosto) de 2010 se han reportado 111 casos. Los casos están distribuidos en los estados de Nuevo León (37 casos), Estado de México (21), Sonora (13), Jalisco (13), Chiapas (6) principalmente; sin embargo existen casos reportados en la mayoría de los estados.

%u201CUna de las estrategias sugeridas para abordar la problemática del incremento de casos de tos ferina, es la vacunación de los adultos, padres y madres, así como toda persona que esté en contacto directo y/o permanente con niños menores de seis meses, ello generará un entorno de protección que disminuya la probabilidad del contagio; y hacer énfasis en la importancia de la vacunación durante la infancia%u201D comentó la Dra. Patricia Saltigeral.

Esta estrategia y la vacunación de adolescentes, señaló el especialista, son fundamentales para hacer frente a la enfermedad, pues aunque los adultos hayan sido vacunados de pequeños, después de 10 años los niveles de anticuerpos han disminuido considerablemente y es necesaria la revacunación.

El año pasado,  la Secretaría de Salud emitió una alerta epidemiológica por la presencia de brotes de tos ferina en Nuevo León y Tamaulipas. Hasta marzo de 2009 en Nuevo León se habían reportado 70 casos confirmados (49 del 2008 y 21 del 2009), de estos el 91% de los casos se presentaron en menores de 1 año de edad, con la muerte de 2 de estos niños. El padecimiento se extendió a otros lugares del norte del país, como Tamaulipas, donde se reportaron 5 casos confirmados, todos menores de 1 años de edad y todos murieron a causa de la enfermedad. La principal estrategia que utilizaron las autoridades de salud fue reforzar los programas de vacunación durante la infancia.

De acuerdo con los casos confirmados en 2009 en un seguimiento epidemiológico de la Secretaría de Salud del Gobierno de Tamaulipas, 65% de los casos se presentaron en niños menores de 1 año; 16% tenía entre 1 a 9 años; 9% eran jóvenes de 10 a 19 años; y 10% eran  adultos de 20 a 29 años.

 %u201CEs importante generar programas informativos y formativos dirigidos a los padres de familias para sensibilizarlos en la importancia de completar los esquemas de vacunación durante la infancia con el número de dosis y tiempos de aplicación que señalan las autoridades de salud. A la par, invitar a los padres de familia y todas las personas que tengan contacto con un niño pequeño, a recibir una dosis de vacuna contra tos ferina, esta estrategia además de proteger a quien la recibe, puede prevenir los contagios en el entorno familiar, evitando que los niños pequeños sufran la enfermedad%u201D, puntualizó la Dra. Saltigeral.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Dentistas no están siendo considerados para vacuna anti covid-19, a pesar del contacto directo con pacientes asintomáticos

Por: Dra. Isis García El gremio odontológico está siendo olvidado y no considerado para la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *