Recomendaciones para el paciente diabético

    Para prevenir descompensaciones graves que pongan en riesgo la vida de los pacientes con diabetes,  los  especialistas de la Delegación Regional Estado de México Oriente del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), exhortan a la población con este tipo de enfermedad evitar el consumo excesivo de alimentos típicos, particularmente en festividades populares o celebraciones familiares. 

Por ejemplo las comidas ricas en carbohidratos, grasas y azúcares aumenta entre tres y cinco kilos el peso de las personas con diabetes, lo que ocasiona descontrol severo en el organismo y genera incluso un coma diabético.  

Ante esta situación, la demanda de consulta en el servicio de Urgencias aumenta en promedio cinco de cada 10 pacientes con diabetes, debido a que las personas con incremento de glucosa no llevan una dieta balanceada y tienden a sufrir deshidratación severa e infecciones en vías respiratorias.  

Los especialistas  médicos del IMSS Oriente explicaron que la descompensación ocurre, porque se consumen más raciones de pozole, tacos, tostadas, tamales, atole, pastas, bebidas etílicas, refrescos, postres, pastel de fruta, galletas, ponche y dulces, lo que habitualmente no está en el régimen alimenticio de los pacientes con diabetes. 

Por ello, señala que para no hacer sentir mal a éstas personas en los fiestas de 15 años, celebraciones de casamientos, festejos de cumpleaños, reuniones con amigos, verbenas populares, etcétera, se presenten menús variados, atractivos al paladar para compartir  en familia, en sustitución de los platillos tradicionales que pueden dañar su salud. 

Aprender a comer raciones pequeñas de alimentos que contienen grasa o carbohidratos e ingerir raciones grandes de frutas y verduras, es parte de una alimentación adecuada. 

Una ración equivale a una taza mediana de cualquier fruta picada, excepto mango, piña y sandía, muy ricas en carbohidratos. La ingesta de jugos se debe evitar en lo posible, pues son fuente de carbohidratos simples que ocasionan el aumento de niveles de glucosa.  

Al subir la glucosa, los síntomas son visión borrosa, boca seca, aumenta la sed, orinan más de 2 veces por la noche y cansancio generalizado. Si la persona orina demasiado y no recupera líquidos, tiene desequilibrio entre la cantidad de sodio, potasio y glucosa, que lleva a desarrollar un coma diabético. 

Por lo anterior, es recomendable estar atentos ante uno de estos  cuadros, en donde el enfermo presenta desorientación severa y pierde el estado de alerta (se desmaya o tiene síncope). La mayoría llega con descompensación y requiere ser hospitalizado para recibir tratamiento intensivo. 

En el IMSS se brinda al paciente atención especializada del urgenciólogo, endocrinólogo y médico internista, a fin de restablecer los niveles de glucosa y presión arterial, entre otras complicaciones propias de la diabetes, además de ofrecer los servicios de los módulos PREVENIMSS en  cada una de las unidades médicas del Instituto.


Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

El Dr. Gustavo Lugo Zamudio toma protesta como director del Hospital Juárez de México

En sesión virtual a través de videoconferencia, la Junta de Gobierno del Hospital Juárez de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *