Es prevenible 70 por ciento del cáncer cérvico uterino.

Las mujeres consideradas dentro del grupo de riesgo para desarrollar cáncer cérvico uterino (Cacu), son las clasificadas entre los 24 y 65 años de edad, las cuales suman un total de 899 mil 66 féminas en la Delegación Regional Estado de México Oriente IMSS. 

El Cacu es difícil de diagnosticar en las mujeres que no se revisan de manera periódica, ya que no obstante padecen de infecciones y diferentes grados de inflamación del cuello uterino durante toda su vida, no asisten al médico por pena, por lo que es necesario hacer conciencia en la población femenil para prevenir este mal. 

La Coordinación de Información y Análisis Estratégico del IMSS de la Delegación Regional Estado de México Oriente, afirma que la la escasa información médica que tiene el sector femenino considera la presencia de secreciones vaginales o de irritación como %u201Cnormal%u201D, cuando es uno de los factores que contribuyen al desarrollo de este tipo de  cáncer cervical. 

La Delegación exhorta a todas las derechohabientes de los 57 municipios de la zona oriente de la entidad mexiquense a acudir a las unidades médicas familiares de la región, para que a través de exámenes se detecte la presencia del virus del papiloma humano (VPH) y la existencia de células cancerosas a fin de prevenir el crecimiento del mismo. 

Entres as causas del cáncer cérvico uterino se encuentra el VPH y otras son desconocidas, aunque su desarrollo parece estar relacionado con agresiones y lesiones múltiples al cérvix o cuello uterino, el cual es parte del sistema reproductivo de la mujer, localizado en la parte más baja del útero. 

El cáncer se inicia en las células, que son una capa de bloques que forman los tejidos y los órganos, que de manera normal se dividen y se regeneran, pero en muchas ocasiones este proceso de muerte de células viejas y el nacimiento de células nuevas falla, lo cual produce la aparición de tumores, que pueden ser benignos o malignos. 

Los factores de riesgo de cáncer cérvico uterino pueden ser los siguientes: multiplicidad de parejas sexuales, inicio de vida sexual a temprana edad (menores de 18 años), presentar cuadros frecuentes de infecciones de transmisión sexual, haber tenido más de cinco partos, edad temprana al primer embarazo (menor de 15 años), usuaria  de anticonceptivos orales por cinco años o más y además de presentar el virus del papiloma humano, así como el tabaquismo. El riesgo se incrementa en aquellas mujeres con antecedentes de familiares directos con cáncer cérvico uterino. 

La institución recomienda tratarse inmediatamente las infecciones cérvico uterinas, evitar relaciones sexuales con varias parejas, además de que asistan a la unidad médica familiar en donde se llevan a cabo los exámenes papanicolau y colposcopia, ambos necesarios para la detección oportuna del Cacu. 

Es importante resaltar las acciones preventivas del este programa,  ya que en un 70 por ciento permite la detección y tratamiento oportuno de esta enfermedad, la cual en fases más avanzadas, amerita tratamientos a base de quimioterapia y radioterapia.  

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Crimen organizado vende a través de internet vacunas falsas contra el COVID-19

El crimen organizado está aprovechando la situación de emergencia sanitaria y a través de campañas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *