Inicio / Nacional / Con deficiente alimentaciòn, 50 por ciento de mexicanos que practican deporte

Con deficiente alimentaciòn, 50 por ciento de mexicanos que practican deporte

Recomienda el IMSS mejorar hábitos alimenticios para evitar calambres, deshidratación, dolor abdominal y hasta paros respiratorios


En México, el 50 por ciento de la población que practica deporte o entrena se alimenta de manera inadecuada, lo que repercute en bajo rendimiento. Y es que la buena condición y forma física, así como de salud, no depende sólo del ejercicio, sino también de una alimentación saludable.



El doctor Sergio Gadea Gómez, médico especialista en Medicina del Deporte en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), comentó que en nuestro país, el deportista en general no sigue un programa de nutrición para ejercitarse o competir, además de que la mayoría resume su vida atlética al fin de semana o por recreación, y no como una práctica sistemática.



Por ello, además de promover la práctica del deporte y el ejercicio físico como una herramienta esencial para el cuidado de la salud, el IMSS recomienda a los deportistas tener buenos hábitos alimenticios. Lo primordial es acudir con un médico del deporte y un especialista en nutrición, los cuales brindan el programa adecuado con los requerimientos nutricionales de cada persona.



La trascendencia de la ingesta de los alimentos en el deporte es clave para tener un mejor desempeño en el mismo, ya que una persona que realiza ejercicio físico tiene un desgaste extra, esfuerzo que debe recompensarse con una alimentación equilibrada para cubrir las necesidades energéticas del organismo.



Las necesidades básicas de una dieta deben incluir vitaminas, minerales, agua y aporte específico de proteínas, antes, durante y después de la actividad físico-atlética. La calidad del alimento, explicó el doctor Gadea Gómez, influye mucho en el desarrollo y potencialidad de una persona, ya que ésta supone el combustible imprescindible para un mejor rendimiento.



De lo contrario, las consecuencias de una mala alimentación ocasiona que el cuerpo tenga un deficiente rendimiento, lo que provoca un mayor desgaste que deriva en calambres, deshidratación, dolor abdominal y hasta paros respiratorios.



Un atleta de %u201Cfin de semana%u201D debe consumir, como mínimo, dos mil calorías diarias, para quemar un máximo de 800 calorías en un entrenamiento o competencia, algo que muy pocas veces lleva a cabo.



El problema del deportista mexicano, subrayó el especialista del Seguro Social, es que basa su ingesta en carbohidratos y grasas en exceso, consume pocas frutas, verduras y legumbres, no toma suficientes líquidos, come carne roja más de tres veces por semana, añade mucha sal o condimentos a sus platilllos, además del exceso de azúcar en bebidas o postres.

Acerca Redacción

También te puede interesar

Pfizer solicitó autorización sanitaria a México para su vacuna contra COVID-19: Marcelo Ebrard

Marcelo Ebrard, Secretario de Relaciones Exteriores, difundió a través de su cuenta de Twitter, que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *