Inicio / Avances / A la vanguardia, alternativas para tratar la enfermedad de parkinson

A la vanguardia, alternativas para tratar la enfermedad de parkinson

La esperanza de vida, conlleva a enfrentar enfermedades propias de la tercera edad como es el mal de Parkinson, un padecimiento neurológico degenerativo que afecta a este sector de la población, sin embargo,  los avances médicos revelan que existen dos alternativas de tratamiento que son la colocación de estimuladores cerebrales profundos y la radiocirugía.
 
Así lo informó Sergio Moreno Jiménez,  Jefe de la Unidad de Radiocirugía del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía %u201CManuel Velasco Suárez%u201D (INNN), quien detalló que estas dos intervenciones realizadas en los pacientes, permiten con éxito controlar las tres principales alteraciones de la enfermedad: los movimientos involuntarios, la rigidez de los músculos y la lentitud en los movimientos.
 
Explicó que en primera instancia, el tratamiento que se suministra es farmacológico para que el paciente logre las condiciones adecuadas de salud para ser sometido a cualquiera de los dos procedimientos antes mencionados.
 
%u201CLa colocación de estimuladores cerebrales profundos, consiste en colocar un electrodo  en el área del cerebro afectado; se hace de manera bilateral, por lo que  el paciente es anestesiado. Posteriormente una vez que vuelve en sí, se inician una serie de pruebas de estimulación para ver si hay mejoría al estimular los diferentes puntos afectados%u201D, agregó.
 
Moreno Jiménez, dijo que una vez identificado el lugar exacto donde se registra una mejor respuesta se fija el electrodo y se cierra la incisión, de tal manera que queden de forma intradérmica, con el fin de hacer las modificaciones necesarias. Agregó, que este tipo de intervención logra una mejoría de hasta 80% en los principales síntomas de la enfermedad.
 
 
Al referirse al tratamiento de radiocirugía recomendó que este tipo de intervenciones se hace en pacientes considerados de alto riesgo quirúrgico, que  consiste en lanzar  radiaciones de forma externa para reactivar la zona afectada del cerebro mediante  un acelerador lineal.
 
El especialista detalló que la enfermedad de Parkinson es una alteración neurológica caracterizada por la pérdida prematura de algunas células del cerebro, lo que ocasiona una disminución en la secreción de un neurotransmisor llamado dopamina. Lo que provoca descontrol en la regulación motora.
 
Principalmente se presenta en la población de la tercera edad, pero existen casos que en personas menores de  40 años, lo que se conoce como Parkinson juvenil.
 
Finalmente, indicó que los resultados obtenidos en el INNN de ambas intervenciones se presentaron durante la clausura de Fin de Año Académico de este Instituto, donde se graduaron 55 médicos en las 18 especialidades y subespecialidades, entre las que destacan:  neurocirugía, neurología, neuroanestesiología, cirugía de epilepsia y de columna vertebral, entre otras.
 

Acerca Redacción

También te puede interesar

Roche Por Ti, busca acompañar al paciente durante todo el proceso de su padecimiento

Durante el foro “Salud, tecnología e innovación: panorama actual y retos del futuro”, organizado por …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *