Inicio / Noticias / Cáncer Colorrectal

Cáncer Colorrectal

El  cáncer colorrectal  es un padecimiento muy estudiado ya que es de los pocos donde se sabe que antes existió una lesión que se complicó, este proceso es conocido como carcinogénesis. La primera lesión se forma en la capa interna del colon, la cual se irrita por agresiones constantes de su medio ambiente (carcinógenos en la materia fecal). De ahí se forman los ya mencionados pólipos o adenomas, que son tumoraciones benignas, las cuales empiezan a presentar cambios en la forma de acomodo celular para formar tejidos. A este proceso se le llama cambios displásicos a los cuales se van agregando alteraciones de algunos genes que regulan el crecimiento y muerte de las células. 


Es importante comentar que para que este padecimiento se convierta en maligno pueden pasar aproximadamente 10 años, tiempo en el que la tumoración benigna se transforma en un tumor maligno. Cuando esto ocurre, se presenta un cambio en la zona que rodea al tumor afectado y es en este momento donde se desarrolla la denominada angiogénesis tumoral que además tiene la capacidad de invadir otros órganos y tejidos. Cabe mencionar que si el tumor se detecta cuando es sólo un pólipo benigno y se extirpa, se puede impedir la progresión a cáncer de colon.


Los factores de riesgo que se relacionan con el cáncer de colon, en parte tienen que ver con el estilo de vida del paciente, específicamente dietas ricas en carnes rojas y en grasa animal, así como la inactividad, factores que favorecen el desarrollo estreñimiento, lo que hace que las heces fecales permanezcan en el cuerpo por más tiempo. Esto ocasiona además un efecto de irritación en la capa interna del colon, lo que origina que existan más agentes carcinógenos que son producto de la descomposición de los alimentos.


La genética es otro punto de atención hacia el padecimiento. La condicionante del antecedente familiar debe ser considerada desde el momento en que los familiares de una persona con este padecimiento (padres, hermanos o hijos) pueden estar en riesgo de presentarlo. Especialmente si sucedió en una etapa joven. También se considera la opción cuando más de un familiar tiene antecedente de esta enfermedad.


Otros puntos de atención son las alteraciones genéticas, que son cambios en algunos genes, lo que aumenta la probabilidad. Derivado de este factor se denomina lo siguiente: 


– Cáncer colorrectal hereditario no polipósico (HNPCC) es el tipo más común y se caracteriza por ser heredado. Comprende cerca del 2 por ciento de todos los casos de cáncer colorrectal. Es causado por cambios en un gen de características HNPCC.


– La poliposis adenomatosa familiar es una enfermedad rara, hereditaria, en la que se forman cientos de pólipos en el colon y recto. Es causada por un cambio en un gen específico llamado APC. Al menos que se trate la poliposis adenomatosa familiar, generalmente termina en este tipo de cáncer.


Los familiares de personas que tienen cáncer colorrectal hereditario no polipósico o poliposis adenomatosa familiar pueden hacerse pruebas genéticas para buscar alteraciones genéticas específicas. Los médicos pueden sugerir formas para tratar de reducir el riesgo de cáncer colorrectal o mejorar la detección de esta enfermedad en quienes tienen cambios en sus genes.


 


 


 


 

Acerca Redacción

También te puede interesar

Los resultados del estudio PROgress de ViiV Healthcare muestran que una breve encuesta previa mejora la atención médica

LaSalud.mx.- ViiV Healthcare, la empresa global especializada en VIH, anunció los resultados iniciales positivos del …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *