En México, 30 por ciento de los niños en edad escolar presentan algún defecto visual

Uno de cada 4 pequeños tiene alguno de estos padecimientos.
 
Contar con una buena vista es determinante en el aprovechamiento escolar de los niños. No obstante, en México el 30 por ciento de esta población presenta algún defecto de refracción en los ojos, debido a la escasa revisión oftalmológica que durante los primeros años de vida detectan, señalan especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
 
La mala agudeza visual es frecuente en los centros educativos de nuestro país, donde uno de cada 4 menores en edad preescolar y primaria, e incluso de secundaria, tienen padecimientos oculares como hipermetropía (dificultad para ver de cerca), miopía (dificultad para ver de lejos) o astigmatismo (alteración de la visión que produce desenfoque), los cuales repercuten en su desempeño académico.
 
Respecto a la forma en que afecta esta deficiencia ocular en el rendimiento académico de los pequeños, el doctor Marco Antonio Soto Dávila, adscrito al Servicio de Oftalmología del Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI, comentó que se tiene dificultad para ver lo escrito en el pizarrón de clases, para copiar las tareas o recados, trabajar en los libros de texto y la lectura.
 
Subrayó que tanto los padres de familia, como los mismos maestros, se percatan tarde de dicha situación, hasta que aparecen síntomas como dolor de cabeza, ojos llorosos o irritados, o fruncir el seño para leer u observar objetos. Se estima que cerca del 80 por ciento de los casos que llegan a consulta con los oftalmólogos, son atendidos cuando el problema visual ha avanzado.
La Organización Mundial de la Salud (OMS), estima que la ceguera y la debilidad visual afecta a 161 millones de personas en todo el mundo; 90 por ciento de ellas residen en naciones subdesarrolladas.
 
En este contexto, el especialista del Seguro Social apuntó que el desarrollo visual es muy importante desde el nacimiento y, por ende, su evaluación constante en las diferentes etapas de crecimiento, a fin de detectar el grado de avance del padecimiento, atenderlo y evitar que dañe permanentemente.
 
“Debe hacerse desde que nacen, durante los primeros meses, al año, y mucho más en la edad escolar. La mayoría de las veces esto no se lleva a cabo y es perjudicial para los menores, ya que una revisión a tiempo permite localizar alteraciones oculares que pueden tratarse de forma temprana”, enfatizó.
 
De ahí, anotó la importancia de que los padres de familia lleven a sus hijos con el oftalmólogo en forma rutinaria para realizarles los estudios pertinentes, tengan o no errores refractivos; de la misma manera que lo hacen para verificar su peso, talla, estado de nutrición y vacunas.
 
El doctor Marco Antonio Soto especificó que estos padecimientos no significan la pérdida total de la vista; únicamente es una deficiencia de la nitidez en 15 o 20 por ciento, que debe atenderse y generalmente se soluciona con la utilización de lentes graduales.
 
Para detectar a tiempo posibles deterioros en la visión de los hijos o, en su caso, tratarlos si ya presentan defectos, el IMSS cuenta con el personal médico calificado y la tecnología de vanguardia para brindarles el procedimiento adecuado en los Servicios de Oftalmología, en sus tres niveles de atención.
 
Tan sólo en el Servicio de Oftalmología del Hospital de Pediatría del CMN Siglo XXI, anualmente se atiende a cerca de 5 mil pacientes por diversos problemas oculares avanzados como estrabismo, cataratas y glaucoma.
 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

México recibió más de 327 mil dosis de vacunas contra COVID-19, producidas por la farmacéutica Pfizer-BioNTech

En punto de las 9:03 h de este viernes 9 de abril, México recibió 327 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *