En México, 10 mil bebés prematuros requieren revisión de tipo oftalmológica.

Los bebés que nacen con menos de un kilo 750 gramos de peso y/o 32 semanas de gestación, pueden sufrir retinopatía de la prematurez, que consiste en una alteración vascular de la retina inmadura, prevenible si se detecta en las primeras 4 semanas de vida, informaron especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
 
En conferencia de medios, el doctor Juan Carlos Bravo Ortíz, jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI, detalló que los infantes prematuros ingresados en las Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales, además de la revisión oftalmológica en las primeras semanas de nacimiento, reciben atención para detectar otro tipo de alteraciones como estrabismo y miopía.
 
Señaló que el padecimiento se presenta porque la retina no alcanza a madurar lo suficiente, sufre de cambios vasculares y termina por desprenderse. Estas alteraciones en los tejidos conducen de forma inevitable a la ceguera.
 
Tomando en cuenta que el número de nacimientos en el año, de niños prematuros con bajo peso, es de 23 mil 415, el 70 por ciento (16 mil 391) llega a las Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales y, dada su gravedad, sobrevive el 60 por ciento; esos 9 mil 834 menores requieren revisión oftalmológica.
 
Explicó que la tarea fundamental de los servicios de salud en el país es atender oportunamente a los casi 10 mil bebés prematuros e impedir este problema.
 
En América Latina hay 25 mil personas que han perdido la vista a causa de la retinopatía de la prematurez. A nivel mundial, se estima que son 57 mil 700 los afectados.
 
El doctor Bravo Ortíz resaltó que en el Instituto se realiza una revisión oftalmológica a partir de las cuatro semanas de vida. Dijo que para evitar que la retinopatía progrese se realizan tratamientos con aplicación de láser de diodos (reciben de 800 a mil 500 disparos por ojo) y/o o crioterapia (congelamiento) para evitar la pérdida de la retina. En el CMN Siglo XXI se realizan uno o ambos procedimientos cada 15 días.
 
“Mientras menor sea el peso al nacer del bebé, mayores son las probabilidades de que presente retinopatía; por ejemplo, si pesó cerca de kilo y medio, el riesgo de que lo desarrolle es de 30 por ciento, pero si es de medio kilo, las probabilidades llegan a ser de hasta 80 por ciento”, enfatizó.
 
Anotó que la mejor forma de evitar la enfermedad es con atención primaria, es decir, prevenir que el embarazo concluya antes de los nueve meses; aconsejó a las madres acudir al control prenatal cada mes, así como evitar alcohol y tabaco durante el embarazo.
 
Marisol sufrió ruptura de membrana en el sexto mes de embarazo, fue atendida de emergencia en el Hospital de Gineco Obstetricia No. 4 del Seguro Social; “cuando nació, Diego estuvo hospitalizado tres meses en el área de Cuidados Intensivos, le brindaron una consulta de tipo oftalmológico y le detectaron retinopatía grado tres, por lo que ameritaba cirugía láser; gracia a esto ya no tuvo consecuencias”.
 
Christopher llegó al mundo a los 7 meses de gestación, su madre, Claudia, se percató de un daño en sus ojos; “noté que tenía unos vasitos de sangre, como pequeñas bolitas; cuando cumplió un mes seguía en terapia intensiva y le hicieron un estudio de oftalmología, porque pesó un kilo 150 gramos. La cirugía láser fue hace 20 días, el doctor me dijo que va a estar bien, es por los médicos del IMSS que a él no le va a pasar nada”.
 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Emergencia sanitaria hizo evidente la necesidad de contar con personal médico y de enfermería

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) trabaja en un proyecto para ubicar en sus …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *