Por fin en casa pequeño con parálisis, tras casi cinco años de hospitalización en el IMSS

El niño ingresó al Instituto de 2 años 11 meses, egresa a la edad de 7 años 9 meses.
 
En noviembre de 2003 el niño Saúl, originario de San Luis Río Colorado, Sonora, sufrió un accidente automovilístico que le causó parálisis incompleta en las cuatro extremidades (cuadriparesia), desde entonces permaneció hospitalizado en Unidades Médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
 
El niño ingresó al Instituto de 2 años 11 meses, egresa a la edad de 7 años 9 meses. Ahora, vuelve con su familia, gracias a la acción humanitaria del Seguro Social que instaló en su domicilio un ventilador mecánico que le proporciona aire suficiente para la supervivencia.
 
El dispositivo, que tiene un precio superior a los 300 mil pesos, cuenta con una batería adicional que le da autonomía en caso de interrupción de energía eléctrica.
 
Debido a la magnitud del incidente que le generó traumatismo craneoencefálico con paro cardiorrespiratorio por la cercanía territorial, el menor fue atendido inicialmente en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos del Hospital de Ginecopediatría No. 31 del Seguro Social en Mexicali, Baja California donde permaneció dos años.
 
Posteriormente, fue trasladado al Hospital General de Subzona (HGSZ) No. 12, en San Luis Río Colorado unidad médica de la que ahora egresa. El diagnóstico actual es cuadriparesia, padecimiento que se caracteriza por la debilidad por parálisis incompleta de las cuatro extremidades que elimina sensibilidad y fuerza del cuello hacia abajo; no mantiene control de esfínteres.
Durante su estancia hospitalaria, Saúl fue valorado por especialistas neurocirujanos que determinaron que su estado de salud es estable sin daños colaterales ya que no ha presentado procesos infecciosos o lesiones como úlceras.
 
El doctor Francisco Barragán Ortega, pediatra del HGSZ No. 12 en San Luis Río Colorado, Sonora, destacó que gracias a que el IMSS incorporó al pequeño al Programa de Atención Domiciliaria al Enfermo Crónico (ADEC), es que fue dado de alta y se adquirió el instrumento auxiliar para respirar.
 
Además, semanalmente tendrá en casa atención médica especializada por medio de un pediatra, personal de trabajo social así como un terapista físico para prevenir deformación o endurecimiento en músculos y articulaciones.
 
El especialista, quien ha sido el médico tratante dio cuanta de algunos de los tratamientos especializados que requirió el paciente durante su hospitalización, como la gastrostomía que consiste en colocar una sonda en el estómago para ayudar al paciente con problemas para deglutir. También, se llevo a cabo una  traqueotomía, procedimiento que proporciona una vía aérea artificial.
 
Una vez controlado y estable, logró mejoría en su salud y actualmente puede ingerir alimentos por  si mismo, por lo que se retiró la sonda.
 
Por su parte, los padres del menor, José Domingo y Erika manifestaron su emoción por recibir a su hijo en el hogar. “Volvemos a ser una familia de verdad, ahora con el apoyo de la familia pondremos de nuestra parte para que Saúl se reestablezca lo mejor posible, somos felices teniéndolo a nuestro lado”.
 
En este sentido, el doctor Barragán Ojeda refirió que la familia de Saúl fue capacitada para conocer el funcionamiento del ventilador mecánico así como de los cuidados que deben tener con el paciente por ejemplo, dijo, participar activamente en las terapias de rehabilitación física que requiere su hijo.
 
Finalmente, señaló que periódicamente un técnico especializado visitara el domicilio familiar para proporcionar servicio de mantenimiento del ventilador a fin de prevenir fallas en su funcionamiento.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

5 de cada 10 niños desarrollan un cuadro de dermatitis irritativa antes de los dos años.

Los padecimientos más frecuentes en niños son dermatitis atópica, enfermedades virales como moluscos contagiosos y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *