95% de los afectados por amputación, se reintegra socialmente con 12 semanas de terapia

Las familias también reciben orientación psicológica.
 
Más del 70 por ciento de las amputaciones en extremidades que realiza el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se deben a complicaciones diabéticas y el porcentaje restante a accidentes automovilísticos, fracturas expuestas o multifragmentarias, aseguró el doctor Jaime Castellanos Romero, Jefe de Consulta Externa de la Unidad de Rehabilitación Región Norte.
 
Explicó que, por lo general, quienes son amputados tienen entre 20 y 55 años y más del 95 por ciento logran una reintegración social después de 12 semanas de terapia.
 
Incluso afirmó que la evolución en el material de las prótesis ortopédicas ha permitido que muchos pacientes se vean beneficiados, pues ahora es más liviano que hace 15 años y con tipos específicos, según las necesidades y edad de la persona. Casi el 100 por ciento de los afectados son candidatos a utilizarlas.
 
Por ello, el Seguro Social otorga a los trabajadores asegurados que padecen secuela de algún accidente de trabajo, orientación para obtener una prótesis de mano, brazo, antebrazo o pierna, según sea su problema físico y con ello reintegrarse a la vida social.
 
“Las prótesis son aditamentos ortopédicos que sirven para sustituir la falta de algún miembro, no obstante estamos interesados en cuidar aspectos básicos como son la funcionalidad, comodidad y estética, para lograr bienestar en el derechohabiente”, apuntó el doctor Jaime Castellanos.
 
El doctor especialista añadió que el proceso de integración y rehabilitación inicia con una evaluación clínica que incluye la valoración funcional de las extremidades, la fuerza del muñón (parte que queda de la amputación) y principalmente los músculos que aún se encuentran sanos. Toda persona con algún tipo de amputación debe seguir una terapia de rehabilitación y tiene derecho a intentar el empleo de aparatos ortopédicos y de reeducación para su recuperación.
 
“No obstante, la rehabilitación no estaría completa si no se cuenta con la ayuda psicológica, no sólo para el paciente sino también para su familia, ya que la amputación es un evento traumático. En ocasiones, los derechohabientes presentan el trastorno de miembro fantasma, en el cual sienten y creen que aún tienen su extremidad, sin embargo esto no es así, y por ello el IMSS ofrece apoyo de salud mental”, dijo.
 
En este sentido, el doctor Luis Cadena Méndez, del Hospital de Traumatología y Ortopedia Lomas Verdes comentó que el apoyo de los especialistas en tanatología es fundamental para los pacientes amputados ya que experimentan una experiencia de duelo.
 
Por lo que se refiere a las prótesis, añadió, están diseñadas con materiales de alta calidad y resistencia para rehabilitar a los pacientes ayudándolos, incluso, a realizar actividades deportivas, ya que se fabrican con elementos como el titanio.
 
La efectividad de las terapias radica en la medida en que el amputado logra reintegrarse a su vida social, es decir, que pueda trasladarse y laborar en forma cotidiana, ser un individuo funcional y que su plan u objetivo de vida no esté afectado por la pérdida sufrida, comentó el doctor Castellanos.
 
Una vez que el paciente tiene la prótesis y ha superado cuestiones psicológicas y físicas, hay que asistir permanentemente a las terapias para adecuar el muñón a los cambios, evitar la hipersensibilidad, fortalecer los músculos y tener una óptima calidad de vida.
 
La amputación es la técnica necesaria para preservar la vida de una persona con una extremidad irreparable o enferma y se considera el primer paso hacia su retorno a la vida social. En todos los casos, tiene una finalidad reconstructiva  de rehabilitación, para alcanzar una mejor funcionalidad.
 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Impacto del TDAH en las familias

Por Yolanda Vallet Barbosa. El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad mejor conocido por …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *