Advierten sobre riesgo de usar medicamentos no aprobados por autoridades sanitarias

México, D. F.- La Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF), en conjunto con el Comité Interdisciplinario de Diabetes, Obesidad y Enfermedades Cardiovasculares, (CIDOEC), y la Facultad de Medicina de la Universidad La Salle (ULSA ), organizó el segundo seminario %u201CDiferencias entre los medicamentos que existen en el mercado mexicano%u201D. El evento sirvió para recordar la importancia de utilizar sólo medicamentos cuya eficacia y seguridad hayan sido verificados por las autoridades sanitarias nacionales e internacionales.


 


Al respecto, el doctor Gustavo Hernández Verde, director de Comunicación y Asuntos Científicos de la AMIIF, señaló que antes de usar medicamentos es importante saber si los mismos están avalados por estudios científicos serios.


 


%u201CEn México existen una diversidad de medicamentos, pero no todos han comprobado ser seguros y eficaces. Podemos encontrar a los que llamamos %u201Cinnovadores%u201D o %u201Cde patente%u201D, que cuentan con estudios científicos. Sin embargo, al vencer la patente de un medicamento original, otras empresas pueden copiarlo y ofrecerlo en el mercado, a éstos se les conoce como %u201Cgenéricos%u201D, (entre los cuales) existen también  varios tipos, y se pueden categorizar de acuerdo a criterios sanitarios o comerciales (genéricos, genéricos de marca, genéricos intercambiable)%u201D, explicó Hernández Verde.


 


Agregó que la fabricación de medicamentos debe respetar los estándares internacionales, además debe demostrarse, a través de pruebas de intercambiabilidad, que los genéricos tienen concentraciones equivalentes a los originales.


 


Según el doctor Hernández, %u201Clos únicos genéricos que sí cumplen con estas normas son algunos de  los llamados genéricos  de marca y los genéricos intercambiables%u201D. Por el contrario, los fármacos conocidos como %u201Ccopias%u201D o %u201Csimilares%u201D, no han pasado por las pruebas de intercambiabilidad,  por lo que %u201Caún cuando digan tener el mismo principio activo para su elaboración, se puede hacer variar su biodisponibilidad,  es decir  su comportamiento dentro del organismo%u201D advirtió.


 


Dentro del seminario se informó sobre las fases de investigación por las que tiene que pasar un medicamento antes de ser aprobado:


 


Fase I.- La etapa clínica (en seres humanos) inicia con un pequeño grupo de voluntarios sanos  con la finalidad de conocer la seguridad y hacer determinaciones farmacocinéticas (absorción, metabolismo y eliminación)


 


Fase II.- Se estudia por primera vez en un grupo pequeño de pacientes, con la finalidad de estudiar la seguridad y la eficacia. Si hasta este momento el medicamento  aún cumple con los estándares internacionales, pasa a la Fase III.


 


Fase III.- Esta etapa es en grandes grupos de pacientes que padecen la enfermedad o problema a tratar, habitualmente distribuidos en decenas de países y llevados a cabo por cientos de investigadores al mismo tiempo en todo el mundo, bajo la supervisión y aprobación de comités éticos y científicos, así como por las agencias sanitarias de cada uno de los países. Si el nuevo medicamento es exitoso en esta fase, se presenta a la autoridad sanitaria un resumen detallado de todas las etapas para obtener la autorización sanitaria.


 

Fase IV.- Una vez en el mercado, la investigación sobre el fármaco continúa a través de los estudios Fase IV y los programas de farmacovigilancia.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Escándala y Sandoz México presentan campaña “PrEPárate para el VIH”

Los registros de casos de VIH en México comenzaron oficialmente en 1983, ese año se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *