Advierten sobre riesgo de usar medicamentos no aprobados por autoridades sanitarias

México, D. F.- La Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF), en conjunto con el Comité Interdisciplinario de Diabetes, Obesidad y Enfermedades Cardiovasculares, (CIDOEC), y la Facultad de Medicina de la Universidad La Salle (ULSA ), organizó el segundo seminario %u201CDiferencias entre los medicamentos que existen en el mercado mexicano%u201D. El evento sirvió para recordar la importancia de utilizar sólo medicamentos cuya eficacia y seguridad hayan sido verificados por las autoridades sanitarias nacionales e internacionales.


 


Al respecto, el doctor Gustavo Hernández Verde, director de Comunicación y Asuntos Científicos de la AMIIF, señaló que antes de usar medicamentos es importante saber si los mismos están avalados por estudios científicos serios.


 


%u201CEn México existen una diversidad de medicamentos, pero no todos han comprobado ser seguros y eficaces. Podemos encontrar a los que llamamos %u201Cinnovadores%u201D o %u201Cde patente%u201D, que cuentan con estudios científicos. Sin embargo, al vencer la patente de un medicamento original, otras empresas pueden copiarlo y ofrecerlo en el mercado, a éstos se les conoce como %u201Cgenéricos%u201D, (entre los cuales) existen también  varios tipos, y se pueden categorizar de acuerdo a criterios sanitarios o comerciales (genéricos, genéricos de marca, genéricos intercambiable)%u201D, explicó Hernández Verde.


 


Agregó que la fabricación de medicamentos debe respetar los estándares internacionales, además debe demostrarse, a través de pruebas de intercambiabilidad, que los genéricos tienen concentraciones equivalentes a los originales.


 


Según el doctor Hernández, %u201Clos únicos genéricos que sí cumplen con estas normas son algunos de  los llamados genéricos  de marca y los genéricos intercambiables%u201D. Por el contrario, los fármacos conocidos como %u201Ccopias%u201D o %u201Csimilares%u201D, no han pasado por las pruebas de intercambiabilidad,  por lo que %u201Caún cuando digan tener el mismo principio activo para su elaboración, se puede hacer variar su biodisponibilidad,  es decir  su comportamiento dentro del organismo%u201D advirtió.


 


Dentro del seminario se informó sobre las fases de investigación por las que tiene que pasar un medicamento antes de ser aprobado:


 


Fase I.- La etapa clínica (en seres humanos) inicia con un pequeño grupo de voluntarios sanos  con la finalidad de conocer la seguridad y hacer determinaciones farmacocinéticas (absorción, metabolismo y eliminación)


 


Fase II.- Se estudia por primera vez en un grupo pequeño de pacientes, con la finalidad de estudiar la seguridad y la eficacia. Si hasta este momento el medicamento  aún cumple con los estándares internacionales, pasa a la Fase III.


 


Fase III.- Esta etapa es en grandes grupos de pacientes que padecen la enfermedad o problema a tratar, habitualmente distribuidos en decenas de países y llevados a cabo por cientos de investigadores al mismo tiempo en todo el mundo, bajo la supervisión y aprobación de comités éticos y científicos, así como por las agencias sanitarias de cada uno de los países. Si el nuevo medicamento es exitoso en esta fase, se presenta a la autoridad sanitaria un resumen detallado de todas las etapas para obtener la autorización sanitaria.


 

Fase IV.- Una vez en el mercado, la investigación sobre el fármaco continúa a través de los estudios Fase IV y los programas de farmacovigilancia.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Takeda mostró sólidos resultados en el área de “fortalecimiento del sistema de salud”

La biofarmacéutica Takeda anunció que se ubicó en los principales puestos según el Índice de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *