Exigen mejores condiciones para trabajadores sexuales y niños a fin de detener al VIH

Abolir leyes que criminalizan el trabajo sexual como respuesta al VIH: exige activista

“No somos el problema, somos parte de la solución”, enarbola
 

Para erradicar la epidemia del VIH en los niños y las niñas, así como en las trabajadoras y trabajadores sexuales, ambas poblaciones requieren de mejores condiciones de vida, esto lo subrayaron los oradores de la sesión plenaria de este miércoles en la XVII Conferencia Internacional sobre el Sida.
 
Las necesidades de estos grupos considerados vulnerables han sido ignoradas. En 2007, en el mundo vivían con VIH cerca de dos millones de infantes, 90 por ciento de ellos en África subsahariana. El número se ha multiplicado por ocho desde 1990. Asimismo, el año pasado fallecieron cerca de 270 mil menores a causa del sida, destacó Linda Ritcher, investigadora de la Universidad de KwaZulu-Natal y del Consejo de Investigación de Ciencias Humanas, en Sudáfrica.
 
Según Ritcher, los niños afectados por la pandemia crecen con la pobreza, viven la muerte de sus padres, el estigma, la privación de satisfactores, de servicios de salud y educación. Por eso, es imperativo brindarles protección social a ellos y a sus familias, tanto en escenarios de baja y alta prevalencia de la epidemia, comentó la especialista.
 
%u201CNo somos el problema, somos parte de la solución%u201D
 
Por su parte, Elena Reynaga, secretaria ejecutiva de la Red de Trabajadoras Sexuales de América Latina y El Caribe (RedTraSex), dijo que la respuesta al VIH/sida en esta población no debe limitarse sólo a la mera repartición de condones, sino que deben abolirse leyes que criminalizan a los y las profesionales del sexo.
 
En un discurso efusivo que conmovió a los presentes, la activista señaló que es la primera vez, en la historia de la Conferencia Internacional sobre el Sida, que una trabajadora sexual toma el micrófono en una plenaria.
 
A las y los trabajadores sexuales se les niega el derecho a la salud y se les reprime. %u201CEn Zambia, por ejemplo, son azotadas públicamente por los policías, mientras les gritan %u2018perras que matan a la nación%u2019 o %u2018veneno de ratas%u2019. La violencia de las fuerzas de seguiridad es un riesgo de transmisión de VIH%u201D, expuso.
 
La RedTraSex registró en la región, 34 asesinatos de mujeres profesionales del sexo en los últimos diez meses, y todos continúan impunes, lamentó, mientras que el auditorio gritó a manera de estribillo: %u201C¡No más represión!%u201D.
 
¡No a las zonas rojas y al carnet sanitario; castigo a los asesinos; acceso universal a la prevención; promoción de los derechos humanos; participación en las políticas públicas, y servicios de salud amigables, sin estigma y discriminación!, exigió Reynaga.
 
%u201CEl trabajo sexual es un trabajo. No hay ninguna evidencia científica de que los programas llamados %u2018rehabilitación de trabajo sexual%u2019 sirvan para frenar al VIH. Según cifras de Naciones Unidas, una de cada tres trabajadoras sexuales no recibe servicios de prevención o tratamiento contra el VIH. Se están muriendo por falta de derechos. No somos el problema, somos parte de la solución%u201D, finalizó, al tiempo que el auditorio se llenó de aplausos y consignas a favor de Reynaga.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Últimos días para la recepción de trabajos del Reconocimiento a la Labor Social Médica: Salud para Todos

Con la intención de impulsar las labores altruistas y lograr una mejor salud en nuestro …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *