Ortorexia, transtorno de la alimentación que causa daños en la salud

Llevar una alimentación sana debe tener un efecto positivo para la salud
Existe una gran preocupación por comer alimentos sanos, pero cuando ese comportamiento normal se convierte en una obsesión, entonces hay un problema que entraña peligros para la salud, ya que se puede tratar de un trastorno de la alimentación llamado ortorexia, que da paso a la presencia de carencias nutricionales: falta de vitaminas, proteínas y otros compuestos.


Es una patología del orden alimenticio, al igual que la anorexia y la bulimia, con la diferencia de que la persona no se preocupa por la cantidad de alimentos, sino por su calidad, pues es una obsesión por consumir solamente comida sana o de cierto tipo, ya sea orgánica, vegetal, sin conservadores, sin grasa y sin carne, o sólo frutas y alimentos crudos.


La persona con este problema centra todos los pensamientos en lo que se come, invierte hasta tres horas al día pensando en la dieta, siente rechazo ante la carne, las grasas, los alimentos cultivados con pesticidas o herbicidas y los que contienen sustancias artificiales.


Además, manifiesta preocupación incluso por la forma de preparación de la comida y los recipientes en que se cocina, hace una planificación detallada de los menúes, sigue la dieta al pie de la letra, sin importar la ocasión o efectos sobre la salud.


El riesgo de la ortorexia consiste en que mientras la dieta se hace más estricta se excluyen alimentos que se consideran básicos para que el organismo funcione bien y, con el tiempo, se presentan situaciones graves como: desnutrición, alto riesgo de infecciones, déficit de nutrimentos, falta de energía, estreñimiento, problemas intestinales, hepáticos o de la piel, entre otros.

La carencia de nutrimentos se debe a la falta de ingesta de verduras por el temor de que les hayan puesto insecticidas. Asimismo, la supresión de grasas puede comprometer la ingesta de vitaminas liposolubles y ácidos grasos, ambos imprescindibles para el organismo. De igual manera, la falta de consumo de carne propicia disminución de los niveles de hierro, ya que aun cuando este nutriente también se encuentra en algunos vegetales la calidad es inferior.


La ortorexia no sólo tiene implicaciones en la salud, sino en la vida y el entorno social, debido a que la persona rechaza comer fuera de casa para evitar tentaciones, se distancia de amigos y familiares, pues todo su mundo gira en torno a sus estrictas normas acerca de la comida. El aislamiento que propicia este trastorno, ocasiona a la persona un carácter irritable y amargo.


Como en la mayoría de los aspectos de la dieta, la clave reside en la moderación. Cualquier cambio en la elección de los alimentos que forman parte de su dieta debe hacerse de forma gradual y que encaje con los gustos y el estilo de vida de cada persona.


Llevar una alimentación sana debe tener un efecto positivo para la salud sin que signifique dejar de disfrutar la vida o que por ello se vean afectadas las relaciones con los demás.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

México y Francia presentan compendio sobre salud y educación

Miembros titulares de las Academias Nacionales de Medicina y Cirugía de Francia y México presentaron …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *