La obesidad afecta al 30% de la población femenina


ESTILOS DE VIDA Y ALIMENTACIÓN, INCREMENTAN ENFERMEDADES DEL CORAZÓN Y DIABETES


El cambio en los estilos de vida con tendencia acentuada al consumo de alimentos con altos contenidos de grasas, carbohidratos y sal, ha provocado un incremento de la morbi-mortalidad de enfermedades cardiovasculares y diabetes, señaló el Secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos.



Durante la celebración del XV Aniversario del Fondo Nestlé para la Nutrición, que se llevó a cabo en el Auditorio del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, donde estuvo acompañado por el Presidente del Consejo de Administración de Nestlé, Carlos Eduardo Represas y la Presidenta del Consejo Directivo de FUNSALUD, María Luisa Barrera de Serna, el titular de Salud indicó que el incremento de este tipo de enfermedades demanda a las instituciones de salud servicios más especializados y costosos.



Ante este panorama, explicó que dentro del Programa Nacional de Salud 2007-2012 se establecen varias estrategias sustentadas en la promoción de estilos de vida saludables, en acciones preventivas y en la participación de la sociedad, comunidades, familias y personas en el cuidado informado de su salud.



Explicó que hasta hace poco el déficit alimentario representaba uno de los problemas más importantes en el país; sin embargo, las políticas y programas emprendidos por el Gobierno Federal han contribuido a disminuir esta tendencia, a través de estrategias como los desayunos escolares, cocinas populares, dotación de leche LICONSA, Oportunidades y suplementos alimenticios.



Lo anterior, subrayó, no quiere decir que bajaremos la guardia en este rubro, al contrario, se debe fortalecer y dar impulso a los esfuerzos, ya que vemos que con mayor frecuencia se incrementan los problemas de mala nutrición.



Así lo muestran datos derivados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) 2006, donde se observa, que si bien se han mejorado los indicadores de la desnutrición, los relacionados al sobrepeso y obesidad adquieren comportamientos alarmantes.



Por ejemplo, indicó, la prevalencia de desnutrición aguda en niños menores de cinco años bajó de 6 a 1.6%, lo que significa una reducción del 73% entre 1988 y 2006, siendo la región sur del país la que experimentó el mayor descenso.



Mientras que en los escolares, la prevalencia de baja talla en niños de cinco a 11 años disminuyó en el sexo masculino de 16.1 a 10.4% y en femenino a 16 a 9.5%, entre 1999 y 2006. Sin embargo, la presencia combinada de sobrepeso y obesidad aumentó en este periodo, en 1.1% por año, es decir, 39.7%.



Comentó que uno de cada tres hombres o mujeres adolescentes tiene sobrepeso u obesidad. Mientras que en los adultos el 71.9% de las mujeres mayores de 20 años de edad y el 66.7% de los hombres presentan estos problemas.



“La obesidad está aumentando a un ritmo muy acelerado entre la población adulta de manera más marcada entre las mujeres, mientras que en el año 2000 esta enfermedad afectaba al 24% de la población mayor de 20 años, este año la proporción es mayor de 30%”, enfatizó el Secretario de Salud.



También la ENSANUT 2006 alerta sobre prácticas de riesgo alimentario en el grupo de adolescentes como son las dietas, ayunos y excesos al hacer ejercicio para bajar de peso, pues el 3.2% de la población entrevistada manifestó haber practicado alguna de estas conductas de riesgo alimentario en los últimos tres meses, lo cual incluyó el vómito y la ingesta de medicamentos para bajar de peso.



Es así como el entorno para las nuevas generaciones es alarmante, ya que los numerosos riesgos de nuevos estilos de vida se están convirtiendo en un serio problema que debemos combatir.



En la actualidad, los niños se ven influidos por la comida de bajo o nulo valor alimenticio, la cual tiene una creciente oferta y disponibilidad que la hace accesible en cualquier lugar, como son las escuelas, hogares y centros de recreación.



Otros datos obtenidos, señalan que en los últimos 14 años el consumo de refresco en las familias más pobres del país, se incremento 60% y en las más ricas 35%. Pero lo más dramático, subrayó, es que la ingesta de frutas y verduras bajó 30% en este periodo.



De ahí, la necesidad de contar con empresas comprometidas con el bienestar de la sociedad como Nestlé, la cual desde hace XV años trabaja a través del Fondo Nestlé para la Nutrición, en diferentes líneas de acción como son: el fortalecimiento de la enseñanza de la nutrición en facultades y escuelas de medicina; la divulgación científica a través de la “Conferencia Nestlé” que se celebra desde 1996; el Programa de Orientación Alimentaria a la Población de México e investigación aplicada para el fomento de mejores hábitos de alimentación y actividad física.



Cabe destacar que en el Fondo Nestlé para la Nutrición participan la Fundación Mexicana para la Salud y el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, quienes unen esfuerzos para desarrollar programas de estudio, orientados a mejorar la calidad de atención nutricional de la población e incentivar la investigación en este campo.



En esta ceremonia se entregaron medallas a médicos, especialistas e investigadores que conforman el equipo de trabajo del Fondo Nestlé para la Nutrición, y donde el Secretario de Salud, se hizo acreedor a una presea por su incondicional apoyo a los diversos proyectos de este organismo.



En el acto estuvieron presentes también el Presidente Ejecutivo de FUNSALUD, Manuel Ruiz de Chávez, el Director General del INCMNSZ, Fernando Gabilondo Navarro y el Presidente Honorario de FUNSALUD, Guillermo Soberón Acevedo.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Hemofilia, retrasos en diagnóstico durante pandemia

Las Naciones Unidas hicieron un llamado a recordar de nuevo el Día Mundial de la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *