El café no solo brinda energía sino bienestar y placer

México, D. F.,  5 de Abril (Redacción Salud Mundodehoy.com).-Como en muchas situaciones diarias de la vida, tomar café se ha vuelto una costumbre, una rutina agradable que no sólo provee energía sino placer que va desde oler su aroma hasta la sensación de bienestar que deja. Los expertos de café, que serían como los catadores en el caso de vino, valoran a la bebida por cuatro grandes características: su aroma; su cuerpo que se refiere al espesor que se palpa en la boca; su acidez que está asociado a ese equilibrio entre la dulzura o amargura; y, finalmente, el sabor que deja en el paladar.

Pero más allá de los aspectos propios del buen beber, existen muchos factores que se desconocen del café y que se refieren al valor energético, nutrimental y de salud que puede aportar esa bebida placentera. En efecto, particularmente en lo referente a valores nutrimentales, poco se sabe acerca del café.  Por ejemplo, Walter Willet, director del Departamento de Nutrición de la Escuela de Medicina de Harvard, quien desde hace muchos años investiga las propiedades del café, ha encontrado que, al igual que el té y en especial el té verde, el café es rico en antioxidantes -sustancias presentes en las verduras y en las frutas-, que desactivan los subproductos del metabolismo que pueden causar enfermedades, deteriorar las células del cuerpo y acelerar el proceso de envejecimiento. Este alto contenido en antioxidantes puede ayudar a prevenir enfermedades cardiacas a todo aquel que tome café.

En la misma vía, Joe Vinson, profesor del Departamento de Química de la Universidad de Scrampton en Pennsylvania encontró que el café es, por mucho la fuente más grande de antioxidantes de nuestra alimentación.  Vale la pena mencionar que una fuente tradicional de antioxidantes es la que proporciona la vitamina C, y que los antioxidantes –en especial los llamados flavonoides que contiene el café- ayudan a prevenir las enfermedades cardíacas. El estudio realizado por el profesor Vinson –y que fue publicado en un artículo denominado “Toma dos tazas de café háblame mañana”- implicó llevar a cabo pruebas de laboratorios en las cuales el café estuvo en la parte superior de la lista de alimentos con la mayor concentración de antioxidantes, dejando atrás a los arándanos, al  brócoli y a la mayoría de los vegetales. Únicamente el chocolate, las frutas secas y los frijoles tienen más antioxidantes que el café, descubrió el científico estadounidense.

Son varios los beneficios que se han encontrado en el consumo de café, desde la perspectiva médica. Algunos de ellos son los siguientes:

El café favorece la eficacia de los analgésicos, especialmente en aquellos que actúan contra el dolor de cabeza. Esta es la razón por la cual en la industria químico farmacéutica, algunos fabricantes de aspirinas, incluyen una pequeña dosis de cafeína en sus comprimidos. Para personas que padecen de diabetes tipo II, el consumo de café permite incrementar la sensibilidad del paciente a la insulina. En el tratamiento del asma, el café es usado para mitigar la enfermedad e incluso aliviarla. En investigaciones realizadas en personas del sexo masculino se obtuvieron resultados en que el consumo de café ayudaba a reducir la aparición de cálculos biliares y enfermedades en la vesícula biliar. En varios estudios, se apreció que los bebedores de alcohol que consumen cuatro o más tazas de café al día reducen a una quinta parte el riesgo de cirrosis, y llegado el caso de desarrollar la enfermedad, el riesgo de muerte se reduce, incluso puede reducir el riesgo del carcinoma hepatocelular, una variedad de cáncer de hígado. En ocasiones, el café evita el estreñimiento y es diurético.

Por supuesto, todas esas propiedades implican una moderación en el consumo, que va desde tomar entre 2 a 4 tazas de café en el curso de todo un día.

 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Escándala y Sandoz México presentan campaña “PrEPárate para el VIH”

Los registros de casos de VIH en México comenzaron oficialmente en 1983, ese año se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *