Cambios bruscos de temperatura e infecciones pueden causar parálisis facial

México, D. F., 29 de diciembre (Redacción Salud Mundo de Hoy).- De acuerdo con el doctor Ricardo Delamadrid Monroy, adscrito a la Unidad de Medicina Física y Rehabilitación “Siglo XXI” Región Sur del IMSS, advirtió que los cambios bruscos de temperatura y las infecciones respiratorias mal atendidas podrían derivar en una parálisis facial.

El doctor Delamadrid explicó que salir bruscamente de un lugar caliente a la intemperie y sin abrigarse adecuadamente, puede ocasionar que el nervio facial se inflame y se ponga rígido. Por otra parte, las infecciones en las vías respiratorias que no son atendidas adecuadamente pueden generar complicaciones que afecten al oído medio y al mismo nervio facial; el especialista informó que dichas complicaciones son causa de la mitad de los casos de parálisis facial.

La parálisis facial se caracteriza por la falta de movimiento en alguno de los hemisferios de la cara. El rostro queda inexpresivo, con irritación y dificultad para cerrar el párpado, duele el oído, la boca se desvía hacia el lado sano y a veces hay alteraciones en el gusto, olfato y en el proceso de masticación.

El tratamiento para la parálisis facial depende de su severidad, según el especialista, quien informó que el 35 por ciento de los casos son leves y con frecuencia los pacientes llegan a la consulta con indicios de mejoría, por lo que la terapia física realizada en su casa suele ser suficiente para concluir su recuperación.

Las parálisis severas requieren de terapias más complejas, que van desde la aplicación de compresas calientes en el área afectada, hasta la utilización de ultrasonido y rayo láser para intentar desinflamar el nervio facial y sus ramificaciones. También pueden aplicarse electroestimuladores, mientras que la terapia guiada de ejercicios de la cara y masaje ayuda a reeducar los músculos afectados.

La mejor manera de prevenir este problema, indicó el doctor Delamadrid, es extremar los cuidados al salir de algún lugar caliente, abrigarse bien y cubrir la boca y la nariz con una bufanda para evitar la entrada de aire frío.

También es recomendable consumir abundantes líquidos, frutas y verduras ricas en vitamina C, mantener limpias las vías aéreas siempre respirar por la nariz, no por la boca. El ejercicio ligero practicado diariamente, de preferencia en un lugar cerrado, ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, agregó el doctor, con lo que será más difícil adquirir una infección.

vmgc 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

De 1 a 4 personas por cada 100 mil sufren atrofia muscular espinal en el mundo

La atrofia muscular espinal (AME) es un grupo de enfermedades musculares hereditarias que dañan y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *