Recomiendan en Estados Unidos aplicar vacuna de Merck contra el herpes

México, D.F., 30 de octubre (Redacción Salud Mundo de Hoy).- El Comité Consultor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, decidió de forma unánime recomendar que los adultos mayores de 60 años sean vacunados con Zostavax (Vacuna Viva contra el Virus Zóster, Oka/Merck) desarrollada por Merck & Co., Inc. (MSD).

La Administración de alimentos y drogas de Estados Unidos, (FDA por sus siglas en inglés), aprobó en mayo pasado el uso de Zostavax para la prevención del herpes en las personas mayores de 60 años. Zostavax fue estudiada en más de 40 mil personas, donde más de 21 mil de ellas recibieron la vacuna activa. La eficacia y seguridad de una sola dosis de la vacuna fue evaluada en el Estudio de Referencia sobre la Prevención de Herpes (SPS, por sus siglas en inglés) en 38, 546 hombres y mujeres mayores de 60 años que no tenían antecedentes de herpes. 

Zostavax redujo de manera significativa el riesgo de desarrollar herpes en comparación con el placebo en el 51 por ciento de los casos. La eficacia en la prevención de herpes fue superior en los pacientes de 60 a 69 años de edad y disminuía con el aumento de la edad.

La vacunación redujo la incidencia de dolor neural persistente como resultado del herpes en personas mayores de 70 años que fueron vacunadas con Zostavax pero que desarrollaron herpes. Un análisis por separado evaluó la reducción de la neuralgia post-herpética en este grupo, encontrando que la vacuna redujo la incidencia general de la  neuralgia post-herpética en un 39 por ciento, cuando se le comparó con el grupo de placebo.  Se observó una reducción considerable en el caso de neuralgia post-herpética en personas de entre 70 y 79 años (55 por ciento), y se observó una reducción considerable en personas de entre 60 y 69 años (5 por ciento), así como en personas mayores de 80 años (26 por ciento).

El estudio aleatorio, doble ciego y con placebo controlado, fue realizado por el Departamento de Asuntos para Veteranos en colaboración con Merck & Co. Inc. y con el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas en los Institutos Nacionales de Salud, en 22 centros de investigación en Estados Unidos.

El herpes zóster, también conocido como “culebrilla”, es causado por el mismo virus que provoca la varicela. Después de un episodio de varicela, el virus queda latente en el cuerpo y el herpes zóster ocurre como resultado de su reaparición. La causa exacta de la reactivación se desconoce, pero parece estar asociada con el envejecimiento, situaciones de estrés o alteraciones del sistema inmune.

Después de una infección por varicela, el virus reside en estado letárgico en las vías nerviosas que emergen de la columna. Cuando se reactiva, se disemina a lo largo de la vía nerviosa, causando primero dolor o sensación de quemadura. La erupción típica aparece dos o tres días después de que el virus llega a la piel y consiste en manchas rojas en la piel con pequeñas ampollas (vesículas) que son muy similares a la varicela en su etapa inicial.

Generalmente, la erupción se agranda en los siguientes tres a cinco días, posteriormente, las ampollas se rompen formando úlceras pequeñas, las cuales se comienzan a secar y a formar costras, que a su vez se desprenden en dos o tres semanas y dejan la piel rosada en proceso de cicatrización.

El tronco es el área más comúnmente afectada, pero las lesiones también pueden aparecer en el cuello o el rostro, particularmente en el nervio trigémino de la cara, el cual tiene tres ramas: la superior, que va a la frente; la media, que va a la parte central de la cara, y la inferior, que va a la parte inferior de la misma. El compromiso del nervio trigémino puede producir lesiones en boca y ojos, y las lesiones en los ojos pueden provocar ceguera permanente si no se tratan adecuadamente, entre otras varias complicaciones.

La neuralgia post-herpética es una persistencia del dolor en el área donde ocurrió el herpes, que puede durar desde meses hasta años después del episodio inicial. El dolor puede ser lo suficientemente intenso como para incapacitar a la persona y son los ancianos quienes presentan un mayor riesgo de esta complicación. El herpes zóster puede ser contagioso por contacto directo para un individuo que no haya tenido varicela.

Cabe aclarar que Zostavax no es un tratamiento para el herpes ni tampoco para la neuralgia post-herpética. Zostavax se aplica en una sola dosis inyectada.


Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

EU donará 500 millones de vacunas anticovid de Pfizer a las naciones más pobres

Pfizer y  BioNTech anunciaron sus planes para proporcionar al gobierno  de Estados Unidos, a un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *