El IMSS te dice todo lo que debes saber sobre el Virus del Papiloma Humano

México, D.F., 1 de noviembre (Redacción Salud Mundo de Hoy).- Se calcula que en México nueve de cada cien mujeres con vida sexual activa están infectadas con el Virus del Papiloma Humano (VPH), principalmente el grupo que va de los 20 a los 25 años de edad. Afortunadamente, la mayoría de las infecciones son causadas por virus de bajo riesgo que no son causa de cáncer.

De acuerdo con la doctora Olga Georgina Martínez Montañez, epidemióloga y directora del Hospital de Gineco-Obstetricia con Medicina Familiar No. 13 delegación norte, en el D. F., alrededor del 95 por ciento de los casos de cáncer de cuello de la matriz son causados por la infección persistente con VPH. La presencia del virus es una condición necesaria, pero no suficiente, para la aparición del cáncer, pues existen otros factores que favorecen el desarrollo de un tumor.

El VPH pertenece a la familia de los papovirus, que se compone de más de cien variedades capaces de infectar las células epiteliales, incluyendo piel, mucosa respiratoria y genitales. Esta clase de virus no destruye las células a las que infecta, sino que activan su proliferación produciendo verrugas (papilomas) o cambios precursores de cáncer en la superficie del epitelio.

El virus que afecta a la piel es distinto del que afecta a las mucosas genitales, existen más de 30 variedades que afectan al tracto genital, los cuales se clasifican en dos grupos: de alto y bajo riesgo. Los de alto riesgo son los tipos 16, 18, 45, 56, 31, 33, 35, 39, 51, 52, 58, 59, 68 y 69, los cuales están asociados a displasias moderadas o severas y al cáncer cérvico-uterino. Las variedades de bajo riesgo son los tipos 6, 11, 40, 42, 43 y 44 y están asociadas con el condiloma acuminado (verrugas blandas) y displasias leves (lesión intraepitelial de bajo grado). La mayoría de las mujeres que se infectan con el VPH se curarán espontáneamente en el transcurso de un año sin necesidad de tratamiento médico. Sin embargo, el factor de riesgo más importante para el desarrollo del cáncer cérvico-uterino es la infección persistente por el virus, si bien no todas las infecciones persistentes derivan en cáncer.

La infección por VPH no pone en riesgo el embarazo, pero las verrugas pueden crecer durante el mismo. Rara vez la infección se transmite al bebé durante el nacimiento, pero las verrugas podrían obstaculizar el canal de parto si son demasiado grandes, en cuyo caso deben eliminarse. Desgraciadamente, hay mucha información inexacta sobre el VPH, la cual sólo logra confundir a la gente. Algunos mitos sobre el virus que deben aclararse son:

“Sólo las mujeres que tienen varias parejas sexuales se infectan con VPH”:

– No necesariamente, pues basta tener sólo una pareja que esté infectada para contagiarse. Por supuesto, el riesgo de infección aumenta en proporción con el número de parejas.

“El diagnóstico del virus se realiza exclusivamente con el Papanicolau”:

– Falso, el Papanicolau sirve para identificar anormalidades en las células del cérvix y en ocasiones se observa una imagen que puede ser compatible con infección. Pero el estudio no es suficiente para el diagnóstico, para ello, deben realizarse pruebas específicas.

“La infección con VPH requiere tratamiento”:

– No, la simple infección por VPH no se trata, sólo las mujeres que tienen condiloma acuminado (verrugas genitales) o lesiones precursoras como displasia moderada o grave, deben recibir tratamiento. Aquellas mujeres infectadas pero que no presentan anormalidades no requieren tratamiento, pero deben ser vigiladas mediante la realización de un Papanicolau cada seis meses con una valoración colposcópica anual. Ocho de cada diez mujeres habrán eliminado la infección en un año.

Este último punto es muy importante, pues muchos médicos ofrecen tratar las lesiones con electrocirugía, crioterapia o histerectomía, sin que sea necesario. De hecho, el tratamiento con electrocirugía y crioterapia puede ocasionar problemas para el embarazo en mujeres que lo deseen. Las vacunas recientemente aprobadas seguramente serán de gran ayuda en el combate contra el VPH. Si deseas mayor información sobre el VPH y otros temas de salud, puedes consultar el número de noviembre de la revista “A tu Salud”, publicada por el Instituto Mexicano del Seguro Social.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Quienes viven con algún tipo de artritis pueden ser más sensibles a las bajas temperaturas

En temporadas de invierno, suelen presentarse rigidez, sensibilidad e hinchazón articular en las caderas, las …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *