Día Mundial de la alimentación, la lucha contra uno de los peores males de la humanidad: el hambre

México, D.F., 16 de octubre (Redacción Salud Mundo de Hoy).- El Día Mundial de la Alimentación se celebra cada 16 de octubre con el aval de la Organización para las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el apoyo de TeleFood, una campaña de conciertos, espectáculos deportivos y otras actividades que vincula a los medios de comunicación y a varias personalidades a la lucha contra el hambre.

De acuerdo con la FAO, más de 850 millones de personas viven en condiciones de hambre y pobreza, el 70 por ciento de ellas habita zonas rurales, donde es sumamente importante hacer llegar alimentos y generar empleos. “La semilla plantada por un campesino es el principio de una serie de agronegocios que pagan impuestos y ayudan a construir escuelas rurales y caminos. El desarrollo de la agricultura es el primer paso del largo camino hacia un desarrollo económico sustentable, por lo que todos ganan al invertir en la agricultura”, señaló el director general de la FAO, Jacques Diouf.

El lema de la edición 2006 del Día Mundial de la Alimentación es “Invertir en la agricultura para lograr la seguridad alimentaria”, el cual busca convertir a la agricultura en una actividad central que logre abatir la desnutrición en el mundo. La tendencia actual en los países industrializados es que la agricultura pase a ser una actividad secundaria, lo que ha derivado en una menor ayuda para el desarrollo rural y la agricultura misma.

Resulta una paradoja que los agricultores sean de los grupos sociales que más problemas tienen para lograr una alimentación de calidad. En el mundo, la mayor parte de los agricultores trabajan en pequeña escala y enfrentan serias dificultades para obtener algún beneficio de su actividad, como la falta de créditos, regímenes poco seguros en la tenencia de la tierra, bajos precios para sus productos, falta de medios de transporte y una relación desigual con la agroindustria.

El término agroindustria se refiere a las empresas que transforman los productos agrícolas antes de hacerlos llegar a los consumidores. Las agroindustrias de los países en desarrollo generalmente carecen de una infraestructura adecuada para transportar y comercializar los productos, lo que dificulta el correcto funcionamiento de la cadena productiva, dejando pocas ganancias para quienes forman parte de ella.

En la actualidad, el sector público y el privado trabajan en modelos de cooperación para el desarrollo rural, los cuales buscan formas más eficaces de trabajo entre productores y agroindustria, establecer normas de calidad y mejorar la situación de la inversión en el sector agrícola. Sin embargo, el que la agricultura resulte una buena inversión depende de que las políticas públicas adoptadas por los gobiernos creen un entorno favorable para ello. De acuerdo con la FAO, se requiere de un gobierno adecuado, una administración pública transparente, disciplina y estabilidad macroeconómica y política. Además, de una política fiscal eficaz y honesta. Desgraciadamente, el sector público aún no responde con la fuerza suficiente a esta necesidad.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Mañana inicia aplicación de segunda dosis de vacuna contra Covid-19 en 5 alcaldías de la CDMX

DiariodelaCiudad.mx.- Como parte de la Fase 7 del Plan Nacional de Vacunación en la Ciudad …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *