NacionalNoticias

La higiene, el mejor método contra las infecciones

 

 


     

  • Lavar las manos después de ir al baño y antes de tocar, preparar y consumir alimentos, la mejor acción preventiva contra la enfermedad
  •  

 

 

 

  • Es importante envolver y tirar los pañales inmediatamente después del cambio, en botes que se mantengan cerrados y alejados de los alimentos

 

 

Ahora que comienza la temporada de calor es cuando los niños menores de dos años de edad pueden padecer por el rotavirus, infección gastrointestinal que produce diarrea grave y que, de no atenderse a tiempo, puede ocasionar la muerte, advierte especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

 

Beatriz Pérez Antonio, jefe de Pediatría del Hospital General de Zona (HGZ) 2A Troncoso, explicó que este padecimiento se disemina fácilmente por las características ambientales de la temporada que favorecen la reproducción del virus, el cual se encuentra en grandes cantidades en la materia fecal de los niños infectados.

 

Antes de que se contara con la vacuna contra el rotavirus, añadió la pediatra, en el Seguro Social se tenía un promedio de 55 mil a 70 mil pacientes hospitalizados cada año por esta causa en el área de Urgencias. Actualmente, esta cifra se ha reducido a 25 mil ingresos. A nivel nacional, la Secretaría de Salud reporta de 30 mil a 35 mil casos anualmente por infecciones de rotavirus.

 

Detalló Pérez Antonio que una infección por rotavirus se manifiesta entre 24 y 48 horas después del contacto. Inicia con fuerte dolor abdominal, vómitos y fiebre, posteriormente se presentan las evacuaciones que son líquidas y sin sangre.

 

Vómito y fiebre desaparecen después del segundo día, pero la diarrea puede durar de 5 a 7 días e incluso, en casos graves, extenderse hasta más de 10 días.

 

Afirmó que el mayor riesgo que corre el pequeño afectado por este padecimiento es la deshidratación, que puede llevar a la muerte, toda vez que llegan a presentarse hasta 10 episodios de vómito y ocasionar 12 evacuaciones en menos de 24 horas.

 

La transmisión de rotavirus se divide en contacto directo e indirecto. El directo se hace por contacto físico de una persona infectada con otra sana, al bañarle o cambiarle el pañal. El contagio indirecto se da a través de objetos que estuvieron expuestos a una persona infectada, a través de manos contaminadas que no se lavaron de manera correcta, refirió Pérez Antonio.

 

Para el tratamiento de esta infección, dijo la jefe de Pediatría del HGZ 2A Troncoso, lo primero que se indica, si no hay presencia de vómito, es la hidratación mediante el suministro de Vida Suero Oral. Lo segundo es continuar la alimentación del bebé. No se suministran antibióticos o antivirales.

 

La acción más importante para combatir esta enfermedad, destacó la pediatra Beatriz Pérez Antonio, es sin lugar a dudas la vacuna, que se aplica una sola vez en menores de ocho meses; después de esta edad la incidencia de infección por rotavirus disminuye.

 

Las medidas de prevención sugeridas por la especialista del IMSS son: riguroso lavado de manos antes de darle de comer al bebé, así como antes y después de cambiarlo. La higiene de los alimentos, es decir, que se laven y preparen correctamente.

 

En cuanto los pañales, inmediatamente después del cambio se deben envolver y colocar en botes que se mantengan cerrados y alejados de los alimentos; además, evitar el contacto con cualquier objeto que pudiera estar contaminado con restos fecales.

 

Durante invierno y los primeros días de la primavera hay que evitar en lo posible llevar al menor a lugares muy concurridos como centros comerciales, cines y restaurantes.

 

Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

Related Articles

Check Also
Close
Back to top button