Mitos y Leyendas sobre el dolor de espalda

Mito1: Sentarse con la espalda recta previene el dolor de espalda


 


El hecho de tener la espalda demasiado recta no solo NO previene del dolor de espalda sino que puede ser uno de los factores desencadenantes del mismo. Investigadores Canadienses y Escoceses en la Universidad de Aberdeen concluyeron en un estudio mediante resonancia magnética, que la posición menos dañina para la espalda a la hora de permanecer sentados es con una inclinación de 135º y añaden que “esta postura puede hacer que permanecer sentado sin escurrirse sea complicado” así que determinan que “una inclinación de 120º o algo menos puede ser mejor”. No obstante la mejor manera de prevenir su aparición es levantándose regularmente cambiando de postura.


 


Mito 2: Llevar mucho peso aumenta el dolor de espalda.


 


Aunque si la cantidad de peso, si supera la que podemos levantar de manera cómoda, puede ser un motivo para que la situación empeore, es la forma de transportarlo la que de verdad influye en la aparición del dolor. Transportar un peso alejado del cuerpo, con los brazos estirados, o un objeto que no podamos abarcar con facilidad es una apuesta segura para sufrir lesiones de espalda. Debemos acercarnos el peso al cuerpo, asegurarnos antes de transportarlo de que podemos mantenerlo, y en caso contrario pedir ayuda. Además a la hora de levantarlo del suelo debemos flexionar las rodillas y en ningún caso doblar la espalda.


 


Mito 3: Permanezca en cama hasta que el dolor de espalda se vaya.


 


El reposo está indicado en las primeras fases del dolor agudo, pero después de eso el mantenerse en reposo lo único que hace es empeorar la situación, los músculos requieren movimiento para recuperarse.


 


Mito 4: Las personas delgadas no tienen dolor de espalda.


 


Cualquier persona puede tener dolor de espalda. De hecho, las personas que son demasiado delgadas, como las que sufren de anorexia pueden sufrir pérdida de masa ósea que resulta en fracturas en las vértebras o alteraciones de la columna. Pero también es cierto que las personas que padecen sobrepeso son más propensas a padecer problemas de espalda. 


 


Mito 5: El ejercicio es malo para el dolor de espalda.


El ejercicio regular previene el dolor de espalda. Ya hemos hablado en alguna ocasión sobre los ejercicios  genéricos que se pueden realizar para prevenir la aparición del dolor lumbar o en la región cervical. Una vez que cese el dolor agudo, un régimen de ejercicio puede ayudar a mejorar el proceso actual y prevenir la repetición futura del dolor de espalda.


 


Mito 6: Un colchón rígido es mejor para su espalda.


 


Un estudio de la fundación Kovacs en personas que habían padecido durante años dolor de espalda inespecífico, mostró que aquellos que dormían en un colchón medianamente firme – puntuación 5,6 en una escala de 10 puntos tenían menos dolor de espalda e incapacidad que aquellos que dormía en un colchón firme (2,3 en la escala). Sin embargo, dependiendo de sus hábitos de sueño y la causa de su dolor, diferentes personas pueden necesitar diferentes colchones. 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Sexto Diálogo Nacional de México, Camino a la Cumbre de Sistemas Alimentarios “Pueblos indígenas y afromexicanos”

Nutritiva.mx.- Los pueblos indígenas juegan un importante papel en la transformación de los sistemas agroalimentarios …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *