Día Mundial de la Salud: Llamado de resistencia a los antimicrobianos

El   7   de  
abril   se   conmemora  
el   Día   Mundial  
de   la   Salud, 
el   cual  este  
año   2011   estará  
dedicado   a   la  resistencia  
a   los   antimicrobianos,   también 
llamada   farmacorresistencia.   La  
resistencia   es   un  
proceso  natural   por el cual los microorganismos, sean
bacterias, virus, hongos o parásitos, sufren cambios que provocan      que  
los  medicamentos       utilizados   para  
curar  las  infecciones   
dejen   de   ser 
eficaces.  Las  infecciones causadas por microorganismos
resistentes pueden enfermar gravemente o causar la muerte del   paciente  
y   transmitirse   a  
otras   personas,   con  
la   consecuente amenaza   que  
ello   supone   para  
el control de las enfermedades a nivel global. La principal causa
relacionada con el aumento de resistencia a 
los antimicrobianos en todo el mundo es  
el uso inadecuado o excesivo que estamos dando a   estos medicamentos.

 

Como lo ha señalado la Dra. Mirta Roses, directora
de la Organización Panamericana de la Salud (OPS),  la  
resistencia   a   los  
antimicrobianos   constituye   uno  
de   los   principales  
obstáculos   para   el  
éxito   en   el control  
del   VIH,   la  
malaria   y   la  
tuberculosis,   enfermedades   infecciosas  
con   las   más  
altas   tasas   de mortalidad en el mundo. Además, dificulta
el tratamiento de infecciones adquiridas en los hospitales, facilita  la 
aparición  de  %u201Csuperbacterias%u201D  resistentes 
a  los  principales 
antibióticos  y  obliga 
a  desarrollar  tratamientos nuevos más caros y complejos.

 

Si bien este problema no es nuevo, actualmente se
está volviendo cada vez más peligroso, en virtud de que hoy en día vivimos en
una era en la que dependemos de los antibióticos y de otros antimicrobianos para   tratar enfermedades que eran mortales hace
algunos decenios, o   solo algunos años,
como es   el caso del VIH/sida. De ahí la
urgencia de emprender y llevar a cabo acciones urgentes y unificadas para evitar   que  
regresemos   a  una era 
sin  medicamentos   antimicrobianos,   en  
la   cual   una  
neumonía   podría  significar una sentencia de muerte, y  procedimientos tales como trasplantes de
órganos o atención de niños prematuros serían prácticamente imposibles.

 

En ese sentido, el objetivo del Día Mundial de la
Salud 2011 es hacer un llamamiento a la acción para impulsar   el  
desarrollo   de   políticas  
y   prácticas   para  
prevenir   y   contener  
la   propagación   de 
resistencia antimicrobiana. En el año 2001, la Organización Mundial de
la Salud (OMS)  lanzó la %u201CEstrategia
Global para la Contención de la Resistencia Antimicrobiana%u201D, recomendando a los
países el desarrollo de una  serie de
intervenciones  al respecto.   Sin 
embargo ahora, diez años después,  
se ha  comprobado que si bien   ha  
habido   avances a   nivel  
global,  en   muchos  
países  dicha  estrategia 
no   ha   podido  
traducirse   en políticas públicas
y acciones concretas.

El Día Mundial de la Salud 2011 subraya la
necesidad de generar un mayor compromiso internacional, así como acciones
unificadas para salvaguardar la eficacia de estos medicamentos en el
tratamiento de las enfermedades infecciosas, en beneficio de las futuras
generaciones. En este día, la OMS                        llamará a   todos  
los   países   a  
adoptar   seis   medidas  
de   políticas   para  
contener   la   resistencia  
antimicrobiana, enfatizando que: %u201CSi no actuamos hoy, no habrá cura
mañana%u201D.

Resistencia
antimicrobiana y uso de antibióticos en México

Un factor central que favorece la aparición y
propagación de la farmacorresistencia es el uso inadecuado e indiscriminado de
los medicamentos, que ocurre, por ejemplo, cuando el paciente se automedica y toma   dosis  
insuficientes   o   no  
finaliza   los   tratamientos   prescritos,  
o   bien,   cuando  
el   médico   prescribe antibióticos de forma
injustificada (por ejemplo, para tratar infecciones causadas por virus, como el
resfrío   o   la  
mayoría   de   las  
infecciones   de   garganta,  
en   las   cuales  
los  antibióticos   no  
tienen ningún efecto).

El caso de México es revelador al respecto. De
acuerdo con investigaciones realizadas por el Instituto Nacional de Salud
Pública (INSP) y otras instituciones académicas, hasta hace poco los antibióticos
representaban el segundo lugar en ventas de farmacias a nivel nacional, y el
40% de   ellos   se  
vendían   sin   receta  
médica.       En   el  
2006,   un   estudio  
conducido   por   la  
Línea   de Investigación en  Medicamentos  
en   Salud   Pública: Acceso,  Uso   y  Resistencia Antimicrobiana, liderada     por   
la   Dra.    Veronika      Wirtz,   
reveló     que   la  
mitad    de    los 
antibióticos     vendidos (principalmente      ampicilina    y 
penicilina)  habían     sido  
adquiridos    por   los 
consumidores       para   tratar  infecciones respiratorias agudas  (tales como gripe, inflamación de garganta o bronquitis)
en las cuales  rara vez se justifica el
tratamiento con antibióticos.

No solo la automedicación con antibióticos es un
problema: también lo es la prescripción médica, que requiere ser mejorada. Se
estima que a 70% de los pacientes con infecciones respiratorias y diarreicas agudas,   los  
médicos   les   recetan  
antibióticos,   cuando   esto  
solamente   se   justifica  
en   un   15%  
de   los casos.

Las  
redes   regionales   de  
vigilancia   epidemiológica   estiman  
que   la   bacteria  
llamada   neumococo   es resistente a la penicilina en 60% de los
casos de pacientes con meningitis. Esta cifra es muy superior a  las de   
otros  países    de 
Latinoamérica.     La   resistencia  
en   microorganismos      causantes     de  
infecciones respiratorias, intestinales y de vías urinarias en la comunidad
también ha sido documentada.                        Además,  el  
Dr.  Jesús   Silva, 
jefe  del  Laboratorio   
de   Diagnóstico    Epidemiológico      del 
INSP,   indica  que  
se   han detectado en hospitales
brotes de infecciones causadas por patógenos resistentes relacionados con una alta
mortalidad.

 

Aunque la resistencia a los antimicrobianos es una
respuesta natural de los microbios, puede contenerse si  se 
emplean    correctamente    estos 
medicamentos.     Así  lo 
han  demostrados    los 
países  de  Europa occidental,   donde   
se  ha  logrado 
disminuir  la  tasa 
de  resistencia  a  los
antimicrobianos   de  algunos agentes patógenos con base en una
vigilancia integrada del consumo de antibióticos y la resistencia a  los  
mismos,    una   educación   
de   prescriptores   y 
consumidores     coordinada    y 
financiada   por   la administración pública, y una regulación
de su uso en comunidades y hospitales, tal como lo describe el

          Boletín de la Organización Mundial de la
Salud 2010.

Como respuesta al amplio problema de uso inadecuado
de antibióticos en México, se han desarrollado principalmente intervenciones
educativas dirigidas a  médicos en   servicios públicos de   salud, así como programas de vigilancia
epidemiológica. Sin embargo, la investigación y las intervenciones enfocadas en
consumidores, farmacias y el sector privado son escasas. La Dra. Anahí Dreser,
investigadora de la Línea en 
Medicamentos en Salud Pública del INSP, subraya que el problema
principal es que hasta ahora no existe   
una   estrategia   nacional   
sobre   uso   de  
antimicrobianos     y   contención   
de   resistencia antimicrobiana     que  
se  refleje  en  las  políticas 
farmacéuticas  y  de 
salud  del  país. Después    de 
la regulación de la venta de antibióticos en farmacias, se espera que se
avance en la consolidación de una estrategia clara que incluya la integración
de un comité consultivo,  así como
acciones para mejorar la prescripción médica, la dispensación en farmacias, la
información al público y el uso de antibióticos en el sector agropecuario.

La Línea de Investigación Medicamentos en Salud
Pública: Acceso, Uso y Resistencia Antimicrobiana del INSP genera conocimiento
sobre el uso y la resistencia a los antimicrobianos, que sirve como base para
hacer recomendaciones de políticas sobre cómo proteger estos importantes
medicamentos para las futuras generaciones.

 

 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

La medicina de rehabilitación en nuestro país debe seguir creciendo y proyectándose.

“Unidos podemos hacer un mejor país para las personas con discapacidad”:  Dra. Macarena Montoya Olvera …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *