La verdadera cara de la fiebre

Al tener los virus y las bacterias la habilidad de prosperar en un ambiente de 37ºC, la única defensa que tiene nuestro cuerpo es la fiebre, así que el hipotálamo %u201Creajusta%u201D el cuerpo a una temperatura más alta como respuesta a una infección, enfermedad o algún otro motivo, creando con esto un lugar menos agradable para los %u201Cinvasores%u201D.
 
Pero, a pesar de que este es un mecanismo que tiene el cuerpo para luchar a nuestro favor, la mayoría de las personas le tiene terror a la fiebre, responsabilizándola de las enfermedades y tratando, por todos los medios posibles, de bajarse la fiebre, sin darse cuenta de que pueden quedarse con una enfermedad incurable y para un tiempo mucho más largo.
 
Se debe tener en mente que el riesgo de daño cerebral ocasionado por la fiebre no se presenta al menos que la temperatura corporal ascienda a más de 42ºC.
 
Cuando se trata de un niño saludable, la fiebre no suele ser indicio de algo grave. Aunque puede asustar que la temperatura de su hijo aumente, la fiebre en sí no es perjudicial y, de hecho, puede ser buena; ya que purifica el cuerpo de la persona que la padece. No es necesario tratar todos los tipos de fiebre; sin embargo, la fiebre alta puede hacer que su hijo se sienta molesto, además de agravar problemas como la deshidratación.
 
Es importante recordar que la fiebre en sí no es una enfermedad; la mayoría de las veces es síntoma de un problema subyacente. Las causas potenciales de la fiebre son las siguientes:
 
Infección: La mayoría de las fiebres se deben a una infección u otra enfermedad. Al estimular los mecanismos naturales de defensa, la fiebre ayuda al cuerpo a combatir las infecciones.
 
Exceso de ropa: Los bebés, en especial los recién nacidos, pueden tener fiebre si están demasiado abrigados o se encuentran en un ambiente caluroso, porque no son capaces de regular su temperatura corporal. Sin embargo, debido a que la fiebre puede ser indicio de una infección grave en los recién nacidos, incluso los bebés que han sido abrigados en exceso deben ser examinados por un médico si tienen fiebre.
 
Inmunizaciones: Los bebés y los niños pueden presentar algo de fiebre después de haber sido vacunados.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Especialistas promueven terapia combinada en pacientes para HAP con el fin de evitar progreso acelerado de la enfermedad

Pulmon.mx.– Considerando que en México hay una necesidad puntual y urgente de ampliar la cobertura …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *